En lo que va del año, robaron más de 30 mil kilos de cereal en el departamento

El "Vandalismo Rural" es una nueva figura penal impulsada por la Cámara de Diputados de la Nación, que busca aplicar penas a quienes cometan delitos rurales. El jefe de la Patrulla Rural Río Primero informó la situación departamental
Ilustrativa

A comienzos de abril, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, propuso sancionar una ley que incorpore la figura de «vandalismo rural» al Código Penal. La iniciativa fue celebrada por las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) que denuncian desde el 2020 diferentes delitos en los campos del país.

De acuerdo a lo que publicó la entidad en un comunicado, el año pasado se reportaron más de 130 ataques a silobolsas, que equivalen a unas 5.700 toneladas de granos dañados. A eso deben sumarse “incontables daños a la producción rural a través de robo de maquinaria, incendios intencionales, robo de cosecha, robo de agroquímicos, entre otros”.

Qué implica la figura de «vandalismo rural»

La modificación al Código Penal propone que los delitos de incendio, destrucción de cereales, granos, o de los mismos todavía no cosechados y toda clase de reserva de granos y forrajes sean penados como delitos contra la seguridad pública.

De esta manera, serían no excarcelables, con una pena mínima de tres años y un máximo de diez, conforme al estrago sufrido y pergeñado en establecimientos rurales.

¿Qué ocurre en el Departamento Río Primero?

En el departamento Río Primero también se registraron delitos de este tipo durante el año pasado. Por ejemplo, en la zona rural de La Puerta, en agosto del 2020 se denunció la rotura de silobolsas y el robo de 800 kilos de soja.

Consultado por Hablando Claro, el Comisario Inspector Martín Ferreyra, a cargo de la Patrulla Rural de los departamentos de Río Primero y San Justo, admitió que los delitos han descendido en lo que va del año. «Con respecto a la rotura de silobolsas no tenemos ninguna denuncia», detalló.

Sin embargo, aseguró que, hasta el 13 de abril del 2021, registraron la sustracción de unos 30 mil kilos de cereal en el departamento Río Primero, que cuenta con una superficie total de 6.753 kilómetros cuadrados.

Se trata de un número significativo, teniendo en cuenta que en el mismo período se sustrajeron en total unos 20 mil kilos de cereal en el departamento San Justo, que lo duplica en superficie.

Además, se produjeron robos de maquinarias en dos escuelas rurales de la zona sur del distrito, sobre la ruta 19. Puntualmente, según informó Ferreyra, en establecimientos educativos ubicados entre Piquillín y Capilla de los Remedios hurtaron bombas periféricas y subterráneas de agua.

A esta situación hay que sumarle la imputación a un hombre por robar choclos en la zona rural de Monte Cristo, más específicamente en Media Luna. Así lo informó el último reporte de la Unidad Regional Departamental Río Primero.

Cómo funciona la Patrulla Rural departamental

Ferreyra remarcó el arduo trabajo que lleva a cabo la Patrulla Rural departamental desde que se creó en el año 2018. «Realizamos patrullajes preventivos, y la tecnología nos permite avanzar a pasos agigantados a través de los grupos de WhatsApp de seguridad rural».

Además, explicó que su principal función es «prevenir el delito», y para ello «los productores tienen los teléfonos de los efectivos que están trabajando en la patrulla por cualquier información que tengan que transmitir».

«El llamado oportuno del productor es el que ayuda a la prevención. La zona rural del departamento es muy grande, y contamos con dos móviles y tres efectivos por día afectados al servicio», describió Ferreyra.

Cabe recordar que, una vez consumado el delito, ya toma participación el personal de investigaciones de la Unidad Regional Departamental. No obstante, «se trabaja en conjunto para tratar de esclarecer el hecho».

El comisario a cargo de la Patrulla Rural celebró el trabajo mancomunado entre las fuerzas de seguridad. «Venimos trabajando en operativos saturaciones con móviles de patrulla rural con móviles y efectivos de la departamental. Es un trabajo que viene desarrollándose hace un mes y medio en tareas de prevención en distintas zonas rurales y urbanas».

El último de estos operativos en el marco del plan integral de seguridad ciudadana y prevención del delito rural, se realizó el jueves último, en el que participaron diferentes áreas de la seguridad departamental.

Según lo informado por la Unidad Regional Departamental Río Primero, se llevó a cabo en la zona de Santiago Temple. Durante toda la jornada, se realizaron visitas a establecimientos rurales y educativos, y controles vehiculares fijos y móviles a través del sistema CAT. Además, se labraron dos actas por el Código de Convivencia de la Provincia de Córdoba y se secuestraron 30.100 kilos de soja y una motocicleta 110.

Categorias
AgroInformes Hablando Claro

Lic. en Comunicación Social- Facultad de Ciencias de la Comunicación- Universidad Nacional de Córdoba

NOTAS RELACIONADAS