Día Mundial de la Lucha contra el Sida

Cada 1 de diciembre es una nueva oportunidad para hablar del virus que sigue siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial

Desde hace más de 30 años se celebra, en todo el mundo, el Día de la Lucha Contra el Sida. Este día significa una oportunidad para ampliar la concientización y los conocimientos sobre ese virus y apoyar a las personas seropositivas.

Comenzó a celebrarse en 1988 y desde esa fecha, el virus ha matado a más de 30 millones de personas en todo el mundo, lo que supone una de las epidemias más destructivas de la historia.

¿Qué es?

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es el virus que causa la enfermedad. Éste ataca el sistema inmunitario y debilita los sistemas de defensa contra las infecciones y contra determinados tipos de cáncer. A medida que el virus destruye las células inmunitarias, la persona infectada va cayendo gradualmente en una situación de inmunodeficiencia.

La fase más avanzada de la infección por el VIH es el Síndrome de inmunodeficiencia adquirida o sida que, en función de la persona, puede tardar de 2 a 15 años en manifestarse. Las personas que padecen sida pueden contraer ciertos tipos de cáncer e infecciones o presentar otras manifestaciones clínicas de gravedad.

¿Cómo se transmite?

El VIH se transmite a través del intercambio de determinados líquidos corporales de la persona infectada, como la sangre, la leche materna, el semen o las secreciones vaginales.

No es posible infectarse en los contactos ordinarios cotidianos como los besos, abrazos o apretones de manos o por el hecho de compartir objetos personales, agua o alimentos.

Diágnostico y tratamiento

El VIH se puede diagnosticar mediante pruebas de diagnóstico rápido que pueden proporcionar resultados el mismo día. Esto facilita enormemente el diagnóstico y la vinculación con el tratamiento y la atención.

Aunque no existe cura para la infección por el VIH, el tratamiento con antirretrovíricos eficaces permite mantener controlado el virus y prevenir la transmisión a otras personas.

Prevención

  • Usando correctamente el preservativo desde el inicio y hasta el final de relaciones vaginales o anales.
  • Evitando compartir instrumentos cortantes o punzantes (como los utilizados en tatuajes, aritos que no estén esterilizados o jeringas usadas para drogas endovenosas).
  • Si una mujer embarazada tiene HIV puede trasmitir el virus al bebe, en 3 momentos : durante el embarazo, en el parto y mientras amamanta a su hijo, por lo tanto, debe realizarse los test para poder iniciar tratamiento y evitar esta transmisión vertical.

Según la Organización Mundial de la Salud, el VIH continúa siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial. Sin embargo, gracias al creciente acceso a la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la atención eficaces del VIH, la infección por el VIH se ha convertido en un problema de salud crónico llevadero que permite a las personas que viven con el virus llevar una vida larga y saludable.

Mirá también:

Categorias
BienestarSalud

NOTAS RELACIONADAS