«Amazonas»: cordobesas reman por la concientización sobre el cáncer de mama

En el mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama, este grupo de mujeres lleva adelante la Campaña del Barbijo Rosa con el fin de promover la concientización sobre esta patología

Cada año, en todo el mundo, octubre adquiere protagonismo al ser el mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama. En este marco, la fundación Amazonas de Córdoba lleva adelante la Campaña del Barbijo Rosa con el fin de promover la concientización sobre este tipo de cáncer que afecta a 1 de cada 8 mujeres en el país, según la Sociedad Argentina de Mastología.

«Hemos lanzado y llevado adelante con mucho orgullo ‘la campaña del barbijo rosa’ para que este rosa identifique y recuerde a la mujer que debe hacerse los controles ginecológicos todos los años. Muchas instituciones facilitan el acceso al dar los turnos todos juntos para que los estudios puedan hacerse el mismo día y no tengan que ir y venir. Solamente es decidir hacerlo», explica Noemí Sorzini, secretaria de la fundación y cofundadora, en diálogo con Hablando Claro.

De este modo, el barbijo rosa porta el mensaje: «Hacete los controles ginecológicos a tiempo», porque una detección precoz puede salvar una vida y hacer que un tratamiento no sea tan invasivo o una cirugía tan relevante.

Para participar de la campaña, podes hacer una foto o video con un barbijo rosa, diciendo tu nombre e invitando a los demás a participar. Luego, subilo a las redes sociales etiquetando a la fundación (Amazonas de Córdoba) y al Ministerio de la Mujer de la Provincia.

La historia de Amazonas

Hace unos tres años y medio, se juntaron dos mujeres que decidieron cambiar la historia de su patología de cáncer de mama y convertirla en algo positivo y un mensaje de toma de conciencia para que otras mujeres no pasaran por lo mismo.

Decidieron llamarse «Amazonas» en referencia a la leyenda de mujeres trivales de las amazonas que cuenta que desde niñas se anulaban un pecho para poder vivir de la casa y de la pesca y así mejorar cada vez más su puntería con arco y flecha para poder sobrevivir.

«Es lo que nosotras hacemos prácticamente, anular o modificar un pecho para poder seguir viviendo. Así nace el nombre, y por eso nuestro logo tiene una mujer con un arco y una flecha que en su parte trasera tiene un lazo que simboliza que lleva el mensaje de la concientización», cuenta Noemí.

Hoy son 120 mujeres que llevan como bandera ese mensaje. «Comenzamos 5 en un principio, llevando adelante el proyecto de crear una fundación con tres pilares básicos: llevar conciencia para la detección precoz mediante eventos y difusión; contención para que las mujeres que van llegando y están en tratamiento oncológico; y hacer remo para poder reforzar nuestra musculatura torácica y prevenir o disminuir el linfedema, secuela que nos deja el cáncer de mama en algunos casos al no tener los ganglios que pertenecen a este sistema de drenaje linfático», expone.

El remo, deporte originario de China que se realiza en bote dragón, también les sirve para cuidar y hacer mas fuerte su sistema inmunológico. «Llevamos adelante un deporte recreativo y nos ayuda a estar siempre en positivo y pregonar una mejor salud para nosotras y para el resto de las mujeres», expresa.

Este deporte se instituyó hace casi 25 años en pacientes con cáncer de mama, a partir de un estudio llevado a cabo por un médico deportólogo que instó a muchas mujeres con esta patología a hacer un equipo para remar en bote dragón y así llevar el mensaje de que se podía prevenir o disminuir el linfedema. El estudio fue un éxito, y actualmente en el mundo hay mas de 200 equipos de mujeres con cáncer de mama o sobrevivientes que hacen este deporte.

«Puede ser para 10 o 20 personas, rema al unísono, tiene una cola y cabeza de dragón y hay un tamborillero que marca el ritmo de los remos que se meten en el agua», detalla Noemí.

En este sentido, asegura que «después de un cáncer hay vida plena y se puede hacer ejercicios por lo que el cuerpo puede volver a lo que era antes».

«Tiene muchas ventajas, sobre todo ventajas que nos ayudan a seguir remando porque el cáncer es algo que lo remamos a diario y en esto es paralelo, remamos con nuestras emociones, con la vida y vamos dejando en el agua estas emociones negativas que tanto nos ha afectado», expresa.

Además de la campaña del barbijo rosa que se está desarrollando en toda la provincia, el 31 de octubre llega a las calles de la capital «La Gran Caravana del Dragón», desde la fundación esperan poder mostrarlo con los permisos del COE y los respectivos protocolos a seguir.

«Vamos a hacer una gran caravana en autos. Estamos muy contentas de tenerlo porque nos ha costado muchísimo comprarlo y también podemos seguir llevando este mensaje de que después de un cáncer de mama hay una vida plena, se puede sonreír y podemos ser sostén de otras mujeres», adelanta Noemí.

Categorias
Salud

NOTAS RELACIONADAS