Olavarría: desechan 400 vacunas por falta de frío

Según precisó el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, se inició un sumario administrativo y se realizó la denuncia judicial para determinar los motivos por los cuales se perdió la cadena de frío
Gollen Ministro de Salud

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, denunció ante la Justicia la pérdida de 400 dosis de la vacuna Sputnik contra el coronavirus que quedaron inutilizadas tras perder la cadena de frío en un hospital de Olavarría, mientras que el fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino, dijo que se investiga si el hecho se trató de una «falla eléctrica» o «un atentado».

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, calificó como «muy lamentable» la pérdida de las dosis por un desvío en la cadena de frío en el Hospital Oncológico de Olavarría, mientras que el intendente de esa ciudad, Ezequiel Galli, advirtió que si fue un sabotaje «habrá que ir hasta las últimas consecuencias».

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, explicó en declaraciones al canal Todo Noticias (TN) que cuentan con «160 puntos de vacunación» y sostuvo que esos centros tienen «sus respectivos freezer y termómetro de control, grupo electrógeno por si falla la electricidad y su propio sistema de monitoreo».

«Iniciamos un sumario e hicimos la denuncia judicial», expresó el funcionario al ser consultado sobre la situación registrada en el mencionado centro de salud.

Gollan manifestó que «la perilla que fue dejada a una temperatura a la noche fue girada a 26 grados» y consignó que «la única cámara de seguridad que enfocaba allí, fue apagada».

El ministro consideró que el hecho «es llamativo» y sostuvo que «esto nos lo informaron las autoridades (del Hospital), que una cámara dejó de funcionar en el mismo momento en que la perilla cambió de posición, esa fue la única cámara que dejó de funcionar».

«Queremos que se investigue qué sucedió allí», expresó el ministro.

La investigación judicial

El fiscal general la localidad bonaerense de Azul, explicó que la denuncia fue radicada por la directora del Hospital Oncológico ante la Fiscalía N° 10 de Olavarría y precisó que había unas 450 dosis en el centro de salud, que debían permanecer «a una temperatura de entre -18° y -40°».

«Ayer a la mañana, se encontraron con que la graduación del freezer estaba en 26°, con lo cual había que descartar 400 dosis -dado que otras 50 ya se habían inoculado al personal de salud- porque perdieron la cadena de frío», sostuvo Sobrino.

El fiscal apuntó que «se está investigando si fue algo del orden de una falla eléctrica en el freezer o un atentado», afirmó que «se analizan las dos opciones» y agregó que «para eso se tomó rápidamente la denuncia y la fiscal enseguida comenzó con las actuaciones».

Sobrino manifestó que se realizarán pericias técnicas «respecto del freezer» y agregó que se analizarán las cámaras de seguridad «para ver quién ingresó al lugar el fin de semana» y determinar si se manipuló el artefacto.

Por su parte, el intendente de Olavarría sostuvo en declaraciones a radio La Red que «lo que pasó es un episodio confuso y lo está investigando la fiscalía» y advirtió que «si se confirma que fue un sabotaje, habrá que ir hasta las últimas consecuencias».

Galli explicó que al hospital «llegaron 450 dosis, de las cuales se habían aplicado ya 50» y dijo que «las otras 400 vacunas perdieron la cadena de frío por estar a temperatura ambiente».

El jefe comunal afirmó que el municipio «no tuvo injerencia» y fue la Región Sanitaria IX quien tuvo participación en el control de las vacunas.

«El primer día de vacunación fue el 30 de diciembre y habían quedado programadas desde ayer otras 50 personas, y lamentablemente se perdió la cadena de frío y deben desecharse», precisó.

En ese sentido, expresó que «las hipótesis que se están manejando son una falla mecánica, eléctrica o un sabotaje» e indicó: «Me cuesta pensar que hubo un sabotaje, creo que hubo falla eléctrica durante el fin de semana largo».

Asimismo, aclaró que la vacunación «fue manejada por la provincia» y afirmó que incluso, habían puesto a disposición el Centro Vacunatorio Municipal.

Galli, en ese contexto, manifestó que las autoridades municipales no fueron «invitadas a la llegada de las vacunas» al país.

«Yo hubiera ido, claramente. La pandemia y la vacunación son demasiado importantes como para poner diferencias políticas», afirmó el jefe comunal.

Mirá también

Categorias
Salud

NOTAS RELACIONADAS