Verano: cómo evitar enfermarse con el aire acondicionado

El abuso de los aires acondicionados, expone a las personas a cambios bruscos de temperatura, humedad y agentes infecciosos o alergénicos que podrían enfermar.

Los cambios de temperatura propios de la refrigeración de los ambientes, versus el calor del exterior, pueden ocasionar enfermedades respiratorias. El frío actúa como irritante, sobre todo a nivel de la garganta, ocasionando molestias o dolor, broncoespasmos y sequedad de la mucosa.

Desde la Sección de Inmunología y Enfermedades Obstructivas de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), brindaron una serie de recomendaciones para el uso del aire acondicionado, sin dañar la salud:

“Mantener y limpiar los equipos de aire acondicionado, al menos una vez al año, para disminuir la exposición a alérgenos y acumulo de gérmenes”

“Evitar la exposición directa al aire acondicionado, teniendo en cuenta las horas de sueño, donde la exposición puede ser más prolongada”

“Realizar intervalos en los que el aire esté apagado, para ventilar el ambiente y reducir la sequedad producida por el mismo”

“Tratar de mantener la temperatura ambiente entre los 24° y 26°”

“Beber agua o jugos de frutas no solo ayudará al organismo en general, sino que también facilitará la hidratación de las vías respiratorias”

Sin embargo, el médico neumonólogo Walter Mattarucco (MN 80161), coordinador del área, explicitó que estas recomendaciones son de cuidado general y no tienen en cuenta aspectos individuales, que deberán ser evaluados en cada paciente. “En el caso de sentir molestias recomendamos consultar a su médico”, concluyó.

Categorias
BienestarSalud

NOTAS RELACIONADAS