Día del Inmigrante: ¿por qué un 4 de septiembre?

La idea que atraviesa esta fecha es la del reconocimiento y valoración de los aportes de los inmigrantes en el territorio argentino

Cada 4 de septiembre, desde el año 1949, en nuestro país se celebra el Día del Inmigrante. La fecha fue instituida por un decreto del gobierno de Juan Domingo Perón, en conmemoración de una disposición dictada ese mismo día por el primer Triunvirato en 1812.

«(…) el gobierno ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio (…)», indicaba el decreto de 1812.

El preámbulo de la Constitución, también lo expresa: «(…) para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino (…)».

En este sentido, la idea que atraviesa este día es la del reconocimiento y valoración de los aportes de los inmigrantes que pueblan el territorio argentino. Su llegada al país respondió a patrones mundiales de flujos de población.

Desde 1880, principalmente, españoles e italianos y, en menor medida, rusos, franceses, polacos, sirios y armenios, que sin saber muy bien a dónde se dirigían fueron tentados por la posibilidad de un destino mejor al que Europa, o su lugar de origen, les ofrecía. Factores económicos, sociales, políticos, entre otros, se entrecruzan explicando, en parte, este movimiento hacía Argentina.

Categorias
Culturales

NOTAS RELACIONADAS