Gabriel Mansilla, el santarroseño que lleva el malambo a la Plaza Próspero Molina

El joven, integrante del Taller de Malambo Municipal, consiguió este logro luego de ser ganador en la Sub Sede Morteros.

Gabriel empezó a zapatear cuando tenía 4 años. Desde entonces, nunca paró. Tuvo la suerte de encontrar lo que le apasionaba cuando era muy chico y se perfeccionó cada día para seguir creciendo en lo que más le gusta: bailar malambo.

Para este joven de 21 años, la danza significa «un cable a tierra, es un momento donde uno se olvida de las cosas personales, laborales y se despeja un poco», dice en diálogo con Hablando Claro.

Comenzó a practicar esta disciplina en el Taller de Malambo Municipal de Villa Santa Rosa, localidad en la que reside y recientemente, Gabriel se consagró ganador en la Sub Sede Morteros. Fue así como logró pasar hacia una nueva edición del Certamen de Nuevos Valores Pre Cosquín 2020.

Para conseguir este logro, Gabriel tuvo que trabajar mucho. «No sólo es zapatear, sino pensar en el proyecto, pensar en qué se puede hacer, y qué no se puede hacer, contar una historia también».

A la hora de pensar en su performance, Gabriel junto con su equipo quisieron hacer algo diferente y «que no sea sólo ir al escenario, zapatear y salir». Es por eso que desarrollaron su actuación en base al enfrentamiento con diferentes elementos. «Se me van poniendo obstáculos y yo los tengo que superar», cuenta, y ejemplifica mencionando objetos como botellas, tacos y un facon.

De esta manera, buscan «sobresalir de lo que se ve normalmente en el escenario». Para lograrlo, fueron necesarias muchas horas de ensayo y dedicación. Pero lo que siempre le animó a seguir adelante, fue «toda la gente que me apoya».

«Representar a mi pueblo es inmenso. Poder representar mi tierra, el lugar donde habito todos los días, es algo hermoso», expresa emocionado Gabriel.

Él no tiene dudas de que el equipo que lo acompaña lo va a dar todo para poder consagrarse ganador. «Yo estoy más que decidido de lo que estamos haciendo. Creo que vamos a llegar bastante lejos y si podemos ganarlo, genial. Pero si no, igual es una apuesta linda, algo fuera de lo que se viene haciendo», reflexiona el joven.

Las constantes ganas de superarse en lo que más le gusta, le brindaron a Gabriel la oportunidad de representar a Santa Rosa en la Plaza Próspero Molina. En enero, será el momento para que toda la comunidad lo acompañe en esta experiencia.

Mirá también:

Categorias
Culturales

NOTAS RELACIONADAS