Las cinco lecturas de verano que no te podes perder

Llibros y novelas que no te van a dejar parar de leer, de todos los géneros y para todos los gustos.

Enero es el mes en el que nos proponemos todos los objetivos y cambios para el año que ya va corriendo. Si uno de ellos es leer más este 2019, acá van cinco libros de fácil lectura y con ese gancho que los convierte en los más populares:

1: Deje su mensaje después de la señal:

Marina es abogada especializada en divorcios y desafía el abandono de su marido; Carmela está enferma de cáncer y necesita despedirse de su hijo; Sara es una joven de buena familia a la que la presión de su boda inminente ha llevado al borde del suicidio, y Viviana es prostituta en Madrid, aunque su familia cree que trabaja en Ikea. Mensaje a mensaje, sus vidas se van dibujando y ese mismo contestador que recibe sus confidencias trenzará sus historias.

2: Cosas que los nietos deberían saber:

Mark Oliver Everett, líder y cerebro de la banda Eels, narra en este libro como la música fue su salvavidas cuando las desgracias golpeaban su vida: la muerte de su padre, el físico Hugh Everett, la muerte de su madre y ver cómo se suicidaba su hermana y su mejor amigo moría de una sobredosis. Todas estas vivencias marcaron su música y en este libro lleno de emocionantes confesiones personales narra en paralelo la carrera musical de Eels, cómo nacieron sus canciones…

3: El tiempo es lo único que no vuelve

Nueva York es el escenario perfecto para narrar la historia de Maggie y Gaba, dos amigas que deciden romper las reglas impuestas hasta lograr que estas no controlen sus vidas y disfrutar de una aventura nunca antes vivida.

4: En la cocina con Kafka:

El mundo de la crítica literaria y la cultura pop se dan la mano en las tiras cómicas que Tom Gauld, conocido como «el dibujante amante de los libros» publica cada semana en el diario británico The Guardian. En su segundo libro recopila algunos de sus dibujos más brillantes.

5: El complot de las damas muertas:

Al cumplir los treinta, Jessa Crispin tomó una decisión que marcaría su vida: hacer las maletas y abandonar Chicago, donde había vivido hasta entonces, sin ningún plan a la vista más allá que el de viajar. Primero se instaló en Berlín y luego siguió recorriendo Europa. Este libro repasa su fuga vital y la entrelaza con la de otros escritores que también vivieron el exilio.

Categorias
Culturales

NOTAS RELACIONADAS