Los 125 años del Insituto Santísimo Rosario de Santa Rosa

El colegio configura una joya de la región porque ha sido fundado a partir de la necesidad de educar a mujeres en medio de un contexto hostil para ellas

Este 28 de julio no es un día más para la comunidad educativa del Instituto Santísimo Rosario de Villa Santa Rosa, sino que se trata de una fecha especial en la que se conmemoran 125 años de su fundación.

La institución nació en 1894, pero durante el primer año utilizó las aulas de Mi Purisima, hasta que finalizaron la construcción del edificio en donde funciona actualmente. Había 200 alumnas inscriptas y tenían que dar clases en el patio.

En diálogo con Hablando Claro, la Superiora de la Comunidad Religiosa, Rocío Castillo Steiner contó que fue el primer colegio de mujeres en todo el departamento y significó «una luminaria en la zona que brindó gran progreso academico y moral».

Teniendo en cuenta que en aquella época el acceso a la educación era bastante limitante, la existencia de una institución educativa de este calibre fue fundamental para educar a jóvenes que venían desde el campo para formarse. «Nuestra Fundación siempre fue accesible para todas las clases sociales. Las que no podían pagar, lo mismo venian a estudiar al colegio, por eso se da la modalidad mixta de internas y externas», relata la hermana Rocío.

El Santísimo Rosario es uno de los únicos edificios del pueblo que mantiene la estructura original desde su fundación. A pesar de que se han hecho varias obras para conservar su buen estado, la fachada es la misma que aparece en las fotos de hace 125 años.

Para celebrar este día y teniendo en cuenta el contexto sanitario en el que nos encontramos, la comunidad organizó una movida en redes que consistió en subir fotos deseándole un feliz cumpleaños a la institución. Los festejos presenciales están planeados para octubre y, aunque aún no han sido suspendidos, están alerta en caso de que tengan que adaptarlos a la modalidad virtual.

En el medio de la pandemia, el colegio sigue en pie y se adapta a esta nueva normalidad, a través de las herramientas digitales. «Hemos trabajado mucho para mantener el vinculo que es lo mas dificil de hacer, porque la presencialidad te da una espontaneidad que la computadora no tiene», expresa Rocío y agrega que los alumnos han respondido de manera favorable.

El Santísimo, como todos le llaman, configura una joya de la región porque ha sido fundado a partir de una necesidad muy particular, que fue la de educar a mujeres en medio de un contexto hostil para ellas. Hoy, continúa cumpliendo no sólo ese rol, sino también el de llevar educación a cada uno de los estratos sociales.

«Es un desafio cumplir 125 años y aggiornarse a este tiempo, lo tratamos de hacer de la mejor manera. El colegio siempre ha estado a la altura de las circunstancias», concluye Rocío y se ríe al expresar «tenemos mil años de historia y ahora nos toca atravesar una pandemia».

Mirá también:

Categorias
Culturales

NOTAS RELACIONADAS