Emoción y compañerismo en el clásico parense

Sportivo Belgrano le ganó 2 a 0 a Sociedad Cultural en la categoría Pre Infantil, luego del encuentro la actitud de los pequeños jugadores se llevó todas las miradas.
Blas Pascal. de Sportivo Belgrano, consolando a su compañero del equipo contrario, Pedro Pablo Silva. Gentileza Panorama Deportivo, fotografía Sofía Maidana.

La tarde del pasado sábado, los botines y las camisetas estaban listas para encontrarse de nuevo en un clásico futbolero en la localidad de La Para.

Sportivo Belgrano visitó a Sociedad Cultural en la última fecha del campeonato. El equipo celeste tenía todas las de ganar, y de esta forma, consagrarse campeón del torneo. En una cancha llena de tensión y nerviosismo, Belgrano dependía de sí mismo para definir el campeonato y gritar «dale campeón».

En la tabla, Belgrano se encontraba en la punta seguido de Atlético y Rivadavia, que no querían perderle el paso al equipo celeste. Finalmente, el puntero se quedó con el campeonato por diferencia de goles sobre Atlético, que quedó con el mismo puntaje.

Sin embargo, como dice el dicho, lo más importante no es ganar. El compañerismo y el juego son lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en fútbol para los más chicos. En la categoría Pre Infantil, Belgrano había salido campéon fechas atrás. No obstante, debían finalizar el campeonato. Y así fue.

En un encuentro emocionante, los niños de Sociedad Cultural recibieron con los brazos abiertos a los chicos de las camisetas celestes. Nada más y nada menos que en el clásico parense, juntaron sus manitos y formaron un túnel para que los campeones pasen debajo, en un claro gesto de alegría y orgullo.

El partido terminó 2-0 para Sportivo Belgrano, pero no quedó allí. Devastados por la carga emocional que conlleva jugar un clásico, los pequeños de Sociedad Cultural rompieron en llanto.

Fue entonces cuando los chicos de Belgrano acudieron a consolar a sus compañeros del equipo contrario. En un abrazo que lo dice todo, el amor por el fútbol y el compañerismo se mostró sin importar la camiseta.

Bruno Ramirez con el número 6 en la espalda, consolando a Pedro Pablo Silva, que defiende los colores de Sociedad Cultura. Gentileza Panorama Deportivo, foto Sofía Maidana.

La historia se repite

Lo más asombroso sucedió cuando, Damián Pascal, hermano de Blas y también jugador de Sportivo Belgrano, sacó a la luz una foto en la misma situación que su pequeño hermano. Seis años atrás, Damián consolaba a Rubén Berga de Sociedad Cultural, luego de un clásico en primera división.

Damián consolando, también en un abrazo, a Rubén, luego de que Sportivo Belgrano ganara un clásico en primera división. Gentileza Panorama Deportivo.

Felicitaciones por el campeonato cabeza!! Pero ante todo amistad y respeto!!! Orgulloso 🤗!!!

Publicado por Damian Matias Pascal en Domingo, 11 de agosto de 2019

Mira también:

Categorias
Deportivas

NOTAS RELACIONADAS