Madrugada difícil para la Selección en Brasil: estruendos y alarmas en las habitaciones

Los jugadores de la Selección Argentina casi no pudieron dormir durante la noche previa a la semifinal de la Copa América. Partido importante contra Brasil, su histórico rival.

Los jugadores de la Selección Argentina casi no pudieron dormir por los inconvenientes en el hotel de Belo Horizonte, donde se instalaron para descansar en las vísperas de la semifinal de la Copa América.

Todo comenzó alrededor de las dos de la mañana de la madrugada del lunes, cuando un estruendo despertó a gran parte del equipo argentino. Además, descubrieron que algunos hinchas brasileños habían empezado a lanzar pirotecnia en la puerta del hotel.

El silencio y la quietud de las calles aledañas al Hotel Radisson Blu y la calma del distinguido barrio Savassi de Belo Horizonte, se vieron sacudidas por una serie de bombas de estruendo que es escucharon no nitidez desde tres cuadras e iluminaron la noche. Los ruidos, que se produjeron cada 20 minutos, continuaron hasta las 2.30 aproximadamente.

Según informaron desde el medio Toda Pasión, primero fueron bombas de estruendo, luego fuegos artificiales, sin embargo, esta vez los jugadores lograron volver a conciliar el sueño. Se trata de una práctica habitual de los fanáticos de la selección brasilera para incomodar a sus rivales en instancias definitorias.

Pero la tensión aumentó algunas horas después, cuando alrededor de las 6 de la mañana, comenzaron a sonar las alarmas de las habitaciones de los jugadores argentinos. Esos teléfonos sólo suenan, a esas horas, si un huésped solicita en recepción ser llamado para arrancar el día. Y ningún jugador de la Selección ni miembro del cuerpo técnico solicitó algo semejante.

Si bien aún no se sabe si fue adrede o se trató de un error del personal del hotel, no permitió seguir descansando a la Selección, que disputará la semifinal de la Copa América a partir de las 21.30 de este martes contra Brasil, su histórico rival.

Categorias
Deportivas

NOTAS RELACIONADAS