Rocío Correa: la futbolista profesional que se suma al reclamo por la igualdad

En diálogo con Hablando Claro, la futbolista de la Selección Argentina contó que la exclusión de la mujer en el fútbol no es algo nuevo: "Hoy que soy jugadora profesional, no quiero que otra nena pase por lo que todas pasamos"

En las últimas semanas, el reclamo de Martina Raspo, la pequeña de ocho años que juega al fútbol en el club Tiro Federal de Morteros, se hizo de público conocimiento y generó controversias en el ámbito de este deporte tradicionalmente patriarcal.

En ese marco, y luego de una denuncia radicada en el INADI, la familia de Marti se reunirá la próxima semana con diputados nacionales en el Congreso, para que esta problemática se generalice a todas las Martinas que son privadas de jugar al fútbol profesional por su condición de mujer.

Pero también Marti conocerá a jugadoras de fútbol que la rompen en la primera del Club Atlético San Lorenzo: Macarena Rodríguez y Rocío Correa. Ambas, apenas leyeron sobre el tema, no fueron indiferentes y se hicieron eco compartiendo y luchando por la equidad en el fútbol.

En diálogo con Hablando Claro, la futbolista tucumana de la Selección Argentina y del «ciclón», Rocío Correa, explicó cómo le tocó el caso de Marti de cerca: «Todas hemos sido Martina alguna vez, todas hemos pasado por esa situación. Cuando éramos chicas no nos dejaban jugar, no teníamos club en donde las mujeres estén incluidas».

La deportista de 19 años contó que para llegar a donde se encuentra hoy, debió pasar por muchos episodios de exclusión y discriminación, simplemente porque era una pequeña apasionada por el fútbol.

«He pasado muchas fechas afuera porque era mujer y no me dejaban, hasta que logré jugar. Pero no es lindo que no te permitan hacer lo que vos amas, sólo porque sos mujer».

Al ser consultada sobre la solución a esta problemática y las dos alternativas que se barajan, que son por un lado el juego en equipos de fútbol mixto hasta una determinada edad, y por el otro equipos femeninos y equipos masculinos desde el inicio, Rocío exclamó:

«A mi me parece que los clubes deberían tener dos equipos ya desde abajo para poder marcar una base y que las chicas puedan entrenarse de pequeñas». Además, se refirió a la apertura mental de los padres y de los argentinos en general, para entender que este deporte no se diferencia de cualquier otro que pueda jugar una mujer.

«Hoy que soy jugadora profesional, no quiero que otra nena pase por lo que todas pasamos. Por eso me llegó un montón la publicación de la mamá de Marti, e inmediatamente me puse en contacto con ella», relata en particular sobre el caso de la pequeña morterense.

«Yo pienso brindarle mi apoyo a todas las Martinas que siguen luchando por el respeto, la igualdad y la equidad. La pelota no tiene género», concluyó Rocío.

Mirá también:

Categorias
Deportivas

NOTAS RELACIONADAS