La vuelta a clases cada vez más cerca: Se aprobaron los protocolos para el aula

El documento constituye un piso mínimo de requerimientos para la apertura de instituciones educativas
Foto ilustrativa

El Consejo Federal de Educación (CFE) aprobó este jueves de manera unánime el protocolo para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria y terciaria.

El documento constituye un piso mínimo de requerimientos para la apertura de instituciones educativas, a partir de los cuales cada jurisdicción podrá agregar criterios adicionales y adecuarlos a la realidad local.

Esas pautas básicas para el rediseño de la dimensión física y de los flujos del movimiento dentro de la escuela se basan en el distanciamiento físico, el tiempo de exposición, la dinámica del aire y la higiene personal.

La reanudación de las clases presenciales en el país se realizará a través de un escalonamiento progresivo, de acuerdo con criterios epidemiológicos de evolución de la pandemia y las características sociodemográficas de cada región y la asistencia será alternada por grupos de alumnos de manera de garantizar el cumplimiento de las normas de distanciamiento social, articulando tiempos de presencialidad y de no presencialidad bajo un modelo «bimodal».

Las principales medidas

  • Agua, jabón y alcohol en gel: Aquellas instituciones que deseen retomar la actividad presencial deberán contar con insumos básicos de higiene: agua potable, jabón, alcohol en gel y cestos de basura.
  • Ingresos espaciados: habrá distintos turnos de entrada para los cursos que definirán las mismas jurisdicciones con sus escuelas
  • Tapabocas en todo momento: Todos deberán usar tapabocas y en todo momento, más allá de que estén dentro de las aulas o en los espacios comunes de los establecimientos
  • Distanciamiento social y asistencia alternada: La medida llevará a dividir los cursos en dos o más grupos. Ya no podrán asistir todos los alumnos al mismo tiempo y se deberá complementar con educación en el hogar.
  • Los nuevos recreos: Buscarán que haya un turno específico para cada grado para evitar la interacción entre los cursos
  • Sin actos escolares:  Se suspenderán hasta que se recupere la normalidad.
  • Accionar ante un caso sospechoso: El primer paso ante la detección de un caso sospechoso será el aislamiento e hisopado del estudiante o docente en cuestión. Después se procederá al rastreo de sus contactos estrechos, los compañeros que tuvieron vínculo con él, para aisarlos y testearlos en caso de presentar síntomas. Al día siguiente, toda la escuela permanecerá cerrada y se suspenderá la actividad. Ese día será destinado a la desinfección.

Encabezada por el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, la reunión virtual del Consejo contó con la participación de ministras y ministros del área de las 24 jurisdicciones del país.

«La realidad de la circulación del Covid-19 en el país es muy diversa, por eso sostenemos la importancia de la construcción de consensos ayudando a contener y derribar los lógicos temores que pueden tener nuestras familias, docentes y estudiantes», dijo Trotta.

El ministro explicó los próximos pasos: «Partimos de una base, como señala el DNU, relacionada a la situación de la circulación del virus; luego, la preparación de las escuelas, garantizar la seguridad e higiene. También, tenemos la obligación de avanzar en las instancias de formación y capacitación del personal docente y no docente de cara a la vuelta a las escuelas, al mismo tiempo que prepararemos a nuestras y nuestros estudiantes y familias para la nueva normalidad de las aulas».

El protocolo macro y los lineamientos federales establecen un conjunto de pautas de trabajo que «promueven un ordenamiento en las actividades inherentes al retorno a las clases presenciales, basadas en criterios sanitarios y salud y seguridad en el trabajo, así como de organización escolar y pedagógica», indicó el Ministerio en un comunicado.

(Cadena 3)

Mirá también:

Categorias
EducaciónSituación SanitariaTema: coronavirus

NOTAS RELACIONADAS