«No te mueras nunca Machadito»

Se dice a él mismo, quien conduce hace más de 30 años el carnaval en Río Primero. Aunque este año se quedó con las ganas de repetir esta frase, acá te contamos quién es

El título es una frase emblemática del tradicional animador de los carnavales rioprimerenses. Él es Omar Machado, tiene 60, aunque afirma que «se mantiene bien». Y se dice a él mismo, «no te mueras nunca» haciendo referencia a su buen humor y su estilo fiestero en los escenarios.

Omar Machado

Si hablamos de personalidad este sin dudas sería un caso. Risueño y sin abandonar sus bromas, relata en diálogo con Hablando Claro que esta festividad para él representa la unión de la familia, la diversión del pueblo. «Por eso me pongo ropa de colores, me pinto el cabello».

Oriundo del pequeño paraje Pedro E. Vivas, cuenta que allí surgió el amor por la animación, que siempre le gustó. Empezó muy jovencito como sonidista y fue en Buenos Aires, en unos carnavales en La Boca, cuando pudo lucirse como animador. «Había más de 38 carrozas», comenta.

Su vida, cruzada por el servicio militar, lo trajo de vuelta al pueblo y hoy hace 35 años que habita en Río Primero. Tiene una familia numerosa y dedica parte de su vida laboral a la construcción y a la organización de los eventos bailables.

Omar y su familia

Lleva 30 años como el típico locutor del carnaval, sí toda una vida, en la que anécdotas sobran. También, en su historial no se pueden dejar de lado aquellas noches que pasó en Santiago Temple, durante 12 años al frente de esta fiesta popular.

«Cuando comencé (en Río Primero) se hacía en la calle San Martín, para mí es el mejor lugar. Recuerdo que eran ocho noches y que venían comparsas del lado de Entre Ríos. Me acuerdo que me subía a bailar a las carrozas y la gente se divertía mucho», rememora entre risas.

Omar es muy reconocido por su labor en todo el departamento, ya que sus inicios se dieron con un «sonido chiquito». Este servicio lo llevó a descubrir una gran pasión: la locución.

En aquel entonces, iba a más de 38 instituciones que lo esperaban en sus eventos solidarios, como bingos y sorteos. Por supuesto, también ha llevado la fiesta en más de 500 casamientos y en más de 400 fiestas de 15. ¡Qué garganta!.

Su autenticidad lo ha llevado a ser considerado el ícono de las fiestas, y si hablamos de experiencia y sello propio, la gente del pueblo pronuncia su nombre. Es más muchos de nuestros lectores, nos han mencionado que sin Machadito los carnavales no son los mismos.

Claro que los tiempos han cambiado y Omar es testigo de esto, lo que no cambiará nunca es su pasión, la que siente cada vez que tiene que estar al frente de la locución. Para él su única función es darle ánimo a la gente que sale de su casa a pasar un buen momento.

*Corresponsalía Fernanda Bandín*

Categorias
Entrevistas
Carla Ludueña Francetic

Lic. en Comunicación Social

NOTAS RELACIONADAS