Tocate para que no te toque: el mensaje de Julieta Bizzera

A los 32 años y luego de haber superado el cáncer nos contagia sus ganas de vivir

Hace un año, impulsada por el #octubrerosa y las campañas de concientización en contra del cáncer de mama, Julieta descubre unas «bolitas» en un uno de sus pechos.

Lo que parecía ser producto de un pellizco de su hijita Ernestina, que aun tomaba la teta, se había transformado en un tumor agresivo que medía 5 centímetros. Allí comenzó la batalla.

Julieta nos contagia sus ganas de vivir, agradece a su familia, a su hija y a su esposo Fabricio, pero principalmente se agradece a ella misma, a su cuerpo por «ser tan fuerte».

Categorias
Entrevistas
Carla Ludueña Francetic

Lic. en Comunicación Social

NOTAS RELACIONADAS