Casi dos denuncias al día por violencia de género en el Departamento Río Primero

Durante el año pasado, el Área de la Mujer de la Unidad Regional Departamental Río Primero registró un total de 618 denuncias por violencia familiar y de género

Durante el año pasado en la Argentina, 268 hombres asesinaron a 284 mujeres por su condición de género, según un informe del Observatorio Mumalá. En lo que va de este 2020, ya se registraron un total de 63 femicidios en el país, lo que corresponde a una estadística preocupante: una mujer asesinada cada 23 horas.

Pero más preocupa que de esos 268 varones que asesinaron en 2019 a mujeres, el 18% tenía una denuncia previa por parte de la víctima, y otro 10% tenía restricción perimetral.

“Lo más relevante del informe es que estos femicidios pudieron haberse evitado si tras la denuncia de las víctimas se hubiera trabajado sobre los agresores”, consideraron desde Mumalá.

En ese sentido, en diálogo con Hablando Claro, desde el Área de la Mujer de la Unidad Regional Departamental Río Primero, informaron que en 2019 se radicaron 618 denuncias por violencia familiar y de género en todo el departamento. Se trata de casi dos denuncias por día en esta región que habitan alrededor de 50 mil personas.

Si discriminamos el total de denuncias en base al tipo de violencia que recibieron las víctimas, el número que más resalta es el de amenazas. Unas 113 personas denunciaron que sufrieron amenazas durante el año pasado en el Departamento.

Le siguen las lesiones leves, con 90 denuncias; la desobediencia a la autoridad, con 28 y el impedimento de contacto, con 24. Si bien son menos, también se produjeron 14 denuncias por daños, 7 por violación de domicilio y 1 por robo.

Todos estos puntos, se congregan y amparan dentro de la Ley Provincial Nº 9.283, que entiende por Violencia Familiar «toda acción, omisión o abuso dirigido a dominar, someter, controlar o agredir la integridad física, psíquica, moral, psicoemocional, sexual y/o la libertad de una persona en el ámbito familiar, aunque esa actitud no configure delito».

La misma Ley Provincial adhiere a la Ley Nacional Nº 26.485 de Violencia hacia las Mujeres por cuestiones de Género: «Quedan comprendidas todas aquellas personas que sufriesen lesiones o malos tratos físicos o psíquicos por parte de algunos de los integrantes del grupo familiar (…) como asimismo las mujeres que fueren víctimas de violencia de género producida con la modalidad doméstica».

No es dato menor, además, el que surgió en abril de 2019: durante 2018, el 80% de los femicidios ocurrieron en el interior de la provincia de Córdoba. Según lo determinó el Tribunal Superior de Justicia, hubo 20 víctimas en toda la provincia, 18 mujeres, y dos hombres por femicidio vinculado.

Botones antipánico

Una de las medidas más comunes que se llevan a cabo desde la Justicia para prevenir cualquier tipo de continuidad de la violencia de género una vez radicada la denuncia, es la entrega de los dispositivos del Sistema de Alerta para Víctimas de Violencia Familias (Salva), mayormente conocidos como botones antipánico.

En el Departamento Río Primero, durante el 2019, se entregaron un total de 32 dispositivos por expreso pedido de la Justicia. Fue a las víctimas de violencia familiar y de género de alto riesgo, en las que todas menos una fueron dirigidos a mujeres. El restante, a un hombre que también sufría violencia.

Cabe recordar que la Policía debe destinar el máximo nivel de prioridad, en recursos y tiempo, cada vez se activa el botón. Las llamadas que ingresan por este medio son receptadas en un box especial de la línea 101 de la Policía y se disponen inmediatamente los medios para evitar que la víctima sea lastimada por su agresor.

Mirá también:

Categorias
Informes Hablando Claro

NOTAS RELACIONADAS