Estudiantes de La Puerta crean un pastillero digital móvil con sistema braile

Los creadores del proyecto, cursan sus estudios en el IPET 58 y pasaron a la instancia nacional de la Feria de Ciencias con el "Pastillero Digital Inclusivo". Se trata de una solución para quienes olvidan tomar su medicación

No es la primera vez que el IPET N°58 General Mosconi se destaca en la Feria de Ciencias. En esta oportunidad los encargados de llevar a la institución a la instancia nacional de la Feria de Ciencias son los estudiantes: Candela Bosio, Vanesa Zorman, Ángela López, Antonella Gómez, Melina Sagrera (alumnas de 6to año) y Luciano Ludueña (de 7mo), impulsados y acompañados por el profesor Fernando Zalazar.

Todo comenzó en 2019, cuando el grupo de alumnas que por entonces cursaba el quinto año, acudió a Luciano Ludueña para que las ayude en su proyecto de ciencias. Fue allí que el joven que se define como “un aficionado loco de la tecnología” trajo a colación una idea que venía craneando desde hacía tiempo.

Se trata de un pastillero digital, con alarma, luces, pantalla y sistema Braile, ideal para quienes toman muchos medicamentos por día y olvidan hacerlo a horario, situación que Luciano venía viendo con su padre, y que lo inspiró a apostar por este proyecto: “Venía observando esa situación desde hace mucho tiempo y dije ‘tengo que hacer algo’”.

Fue así que los jóvenes empezaron con las primeras averiguaciones: qué iban a necesitar, qué componentes debían comprar, cómo lo iban a armar, y cómo organizarían el trabajo. Luciano se encargaría de la parte de programación y armado, y Candela, Vanesa, Angela, Antonella y Melina se encargarían de toda la parte de presentación y fundamentación del proyecto, requisito de gran importancia para la Feria de Ciencias.

Tanto el profesor Zalazar como la institución en conjunto se vieron fascinados por el proyecto propuesto por los alumnos, a quienes felicitaron por su ingenio y sugirieron la idea de participar en el encuentro académico.

Un Pastillero Digital e Inclusivo

El proyecto está montado sobre un recipiente reciclado, en cuya superficie puede encontrarse un dispensador de pastillas, que puede ser organizado semanalmente, dividido por los siete días de la semana, o a diario, separado por horas del día.

El mismo cuenta con una pantalla digital donde se especifica qué pastilla se debe tomar, presentando las especificaciones del medicamento y del doctor. De esta forma, en el horario en que debe ser ingerido, suena una alarma y se enciende una luz indicando el casillero en donde se encuentra la pastilla, con todas sus indicaciones.

El usuario sólo debe abril la tapita del recipiente indicado por la luz y tomar el medicamento. Una vez realizado esto, hay un botón al costado que dice “finalizar evento”, el cual debe ser apretado para que el recipiente vuelva a la normalidad, a la espera del próximo evento.

Una vez finalizado el día, cuando todos las píldoras han sido ingeridas, hay que volver a reiniciar el sistema de manera sencilla. Para hacerlo solo se debe apretar el botón “Programación”, a partir del cual comenzará a encenderse cada uno de los casilleros indicando qué medicamento hay que poner en cada casilla, reduciendo ampliamente la probabilidad de error, ya que a medida que se aprieta el botón se indica el casillero y las especificaciones para recargar el pastillero.   

Además de su funcionalidad, sus creadores destacan que el artefacto es portátil, lo cual permite su fácil movilidad. El mismo cuenta con una batería integrada, que puede ser recargada sin necesidad de enchufes. Considerando que muchos de los usuarios serán personas mayores o con movilidad reducida, el carácter liviano del pastillero es otro aspecto que juega a favor.

El innovador invento también incluye el sistema de escritura braile en la tapita de cada uno de los dispensadores, destinado a las personas con discapacidad visual. Es por esta incorporación que los jóvenes estudiantes consideran que su invento es “inclusivo”: con el sonido de la alarma los usuarios se alertan, y con las indicaciones en braile se detecta cuál es el medicamento a tomar.

Éxito inmediato y repercusiones

Al llegar noviembre ya tenían todo el proyecto listo. Presentaron el escrito a la Feria de Ciencias y enviaron un video ya que no podían estar ahí presencialmente. A las semanas recibieron la noticia de que habían pasado de la instancia zonal a la provincial. Esto fue una gran alegría para los jóvenes que representarían a la provincia de Córdoba en el encuentro.

Un par de semanas después, “la alegría fue doble” cuando recibieron el anuncio de que alcanzaban la instancia nacional. El proyecto, además, no sólo tuvo éxito en el reconocido encuentro de ciencia y tecnología, sino que tras una gran repercusión en los vecinos, generó grandes expectativas por parte de quienes ven en su creación una solución a sus necesidades diarias.

Muchas personas adultas, mas que todo, nos preguntaron si estaba para comercializarlo y nos comentaron que les serviría para su dia a dia” comenta Luciano. El proyecto fue pensado en principio como un prototipo de prueba, pero a partir de las positivas repercusiones, y tomando en cuenta que el colegio cuenta con los recursos para llegar a producirlo en masa, comenzó a contemplarse la posibilidad de introducirlo de alguna forma al mercado.

Crear en pandemia

El trabajo fue arduo y en contexto de pandemia encontró a los jóvenes en sus casas, sin poder verse y sin equipamientos, pero aun así los ingeniosos estudiantes decidieron inscribirse en la Feria de Ciencias: “Empezamos a organizarnos nuevamente a través de reuniones virtuales, de día, de noche, a la mañana. No había horarios, nos quedábamos hasta altas horas de la noche para llevar a cabo el proyecto”, cuenta Ludueña.

Mientras trabajaban en la presentación del proyecto surgieron ampliaciones, formas de mejorarlo, de adaptarlo a otras necesidades que iban viendo a medida que se iba armando el prototipo. Fue así que el alumno encargado de las tareas de programación y armado solicitó autorización al colegio para tomar prestado los componentes necesarios para confeccionar el pastillero.

Trabajando por videollamada

Con gran apoyo de las autoridades escolares y el destacado interés del profesor Zalazar, que estuvo muy presente en la creación del proyecto, los jóvenes siguieron adelante con su ingeniosa creación que, más allá de lo académico, se construyó como un producto pensado para satisfacer las necesidades de muchas personas que toman medicación.

A pesar de los tiempos virtuales de hoy, Luciano asegura que “no hay nada más lindo que estar presencialmente en la Feria de Ciencias”, experiencia que recomienda a cualquiera que pueda asistir tanto como protagonista o como visitante. El joven aficionado a la ciencia alaga el ambiente que se genera allí, a partir del interés que surge entre los distintos participantes por los proyecto de los otros:

Es un intercambio de ideas, de conocimiento, que está bueno que se siga generando”.

Además, Luciano siente que en la sociedad de hoy en día “faltan oportunidades para los jóvenes”, que impulsen a chicos y chicas como él a desarrollar este tipo de proyectos, y menciona a otro cordobés aficionado a la tecnología que tiene su mismo apellido, es oriundo de Los Castaños y también fue noticia.

Se trata de Alexis Ludueña, joven de 14 años que se dio a conocer al construir -a partir de video de Youtube– una computadora con aparatos reciclados para poder conectarse a clase. Sin saberlo, el joven terminó convirtiéndose en la inspiración para otros chicos a lo largo de la provincia.

Me sentí muy identificado con él, y siento que hay muchas ideas, muchos proyectos de este tipo, que a lo mejor si existieran más oportunidades, podrían sobresalir y llegar a algo”.

Mientras esperan novedades, los estudiantes del IPET 58 invitan a todos los jóvenes a desarrollar su ingenio y compartir saberes para poder generar más espacios de innovación. Además, invitan a reflexionar sobre la falta de incentivos para que haya más chicos en todo el país pudiendo llevar a cabo sus ideas, creando proyectos que respondan a necesidades de la gente, con conciencia en la selección y uso de los materiales.

Mirá también:

Categorias
EducaciónJóvenes

NOTAS RELACIONADAS