A las incondicionales como mamá

A las que están, a pesar de todo, y dan amor, del más leal. Para ellas, va a esta nota en este nuevo Día de la Madre

En este Día de la Madre, traigo una anécdota que representa una parte de lo que es mi mamá. Su nombre es Andrea, y es mi incondicional. ¿Qué significa? Para mí es estar a pesar de todo, es ser guía y ejemplo, es amor, pero del más leal.

Corría el año 2000, cursaba sala de 4 años cuando se realizó el acto sobre la Revolución de Mayo en mi jardín. Allí, a mi mamá le tocó representar el calendario de 1810. Recuerdo que, para disfrazarse, había hecho un gran calendario con varios detalles que lo hacían aparentar antiguo, con bordes quemados y colores apagados.

En el patio del jardín, en un pequeño escenario, ingresó ella como si fuese un viento que traía ese almanaque añejo. Así, inició su puesta en escena, la cual a todo el curso y maestras le encantó. Por el contrario, me generó mucha incomodidad.

Casi 20 años después, arrepintiéndome de ese pudor, pienso ese momento entre risas. Estoy convencida, desde que mis hermanos y yo nacimos, ella estuvo y está dispuesta a ser ese calendario de 1810 y mucho más, por nosotros.

Feliz día a las que están siempre, a las que sin admitir limitaciones ni condiciones son capaces de ser y hacer cualquier cosa por quienes aman. Feliz día a ellas, las incondicionales como mi mamá.

Categorias
Mujeres

NOTAS RELACIONADAS