La importancia de trabajar y educar a los hombres para la erradicación de la violencia

Activismo durante 16 días no bastan para eliminar la violencia de género, también necesitamos replantearnos cómo estamos educando a nuestros hijos hoy

Rita Segato, antropóloga y feminista, advierte que “el cambio viene con el trabajo en los varones”. Pero, ¿Cómo hacer este cambio? Simplemente modificando la masculinidad, el mandato, las exigencias que social y culturalmente recaen sobre los hombres, desde que están en gestación, hasta su muerte.

“A las mujeres hay que advertirles, mostrarles el peligro, pero la transformación se da en los hombres, y en las mujeres que apoyan este estereotipo sexista” agrega Segato.

Es fundamental entender y deconstruir esta masculinidad que a través de años fue imponiéndose en los diferentes ámbitos de la sociedad. Los hombres son humanos, sienten, tienen emociones que muchas de ellas son reprimidas por este sistema en el que vivimos.

¿Cuántas veces escuchamos decir de una madre a su hijo, que no llore, que llorar es de nena? Muchas, y por más tonta que sea esa frase, a ese niño se le están enseñando que el hombre es fuerte y las mujeres débiles. Los hombres no pueden llorar, ni sentir dolor ni miedo, no tienen esa habilitación cultural y social, pero si pueden sentir enojo y rabia.

Para trabajar correctamente sobre la eliminación de la violencia, el foco es el hombre, la sociedad y la cultura. Si no se gestionan esas emociones reprimidas y no cambia la forma de pensar y de ver a un hombre, vamos a seguir escuchando, leyendo y viendo día tras día más mujeres y niñas abusadas, violentadas.

Por otro lado, la filósofa y escritora española, Antonia “Marian” Moreno Lloneza, dice que una buena práctica es la educación para la igualdad, es decir la coeducación, ¿y que es la coeducación? Es prevenir la violencia de género, las causas de esta para que no se repita de generación en generación.

“El sexismo, el machismo y los estereotipos son la base de la violencia contra las mujeres” e identifica al machismo como una ideología, por lo que es importante erradicar esta ideología mediante la educación en instituciones públicas como privadas, empoderar a mujeres y trabajar con hombres para lograr el equilibrio igualitario.

Todas sabemos que no es un tema liviano de tratar y de hablar, y más aún cuando las políticas de Estado sobre este tema son ínfimas y necesitamos de toda la sociedad, no solamente de los gobiernos para que podamos vivir en un país, un pueblo, una provincia o en un mundo más igualitario.

Las mujeres pedimos ser escuchadas y valoradas, porque tenemos los mismos derechos que los hombres. Cuando sucede un hecho de violencia solamente tenemos el apoyo de nuestras pares, nos cuidamos entre nosotras, pero ¿Cuándo vamos a pasar a ser un cuidado de la sociedad y del gobernante? ¿Cuándo vamos a poder salir a trabajar sin sufrir acoso, violencia o abuso de los hombres? ¿Quién nos asegura una vida plena igualitaria? Esos son nuestro pedidos, esa es nuestra lucha.

Por qué un 25 de noviembre

Este miércoles se conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cada 25 de noviembre desde1981, se recuerda el asesinato de las hermanas Mirabal, Patria, Minerva y María Teresa, conocidas como “Las Mariposas”. Eran tres activistas políticas de República Dominicana. Inspiradas por el triunfo de las revoluciones contra las dictaduras, fundaron un grupo revolucionario llamado “14 de junio”.

Fueron torturadas y encarceladas en varias ocasiones por su activismo, pero siempre siendo liberadas, hasta que el 25 de noviembre de 1960 fueron secuestradas y apaleadas por agentes del Servicio de Inteligencia Militar dominicano, a cargo de Trujillo.

El asesinato de estas tres activistas se convirtió en un símbolo latinoamericano de la lucha contra la violencia de género. Fue en 1981, en el primer Encuentro Feminista Latinoamericano del Caribe, que se propuso reconocer el 25 de noviembre como el día en contra de la violencia hacia las mujeres.

En 1993 la Organización de las Naciones Unidas aprobó la declaración que definía el concepto de violencia y reiteraba el derecho de las mujeres a la igualdad, la seguridad y la dignidad. En el año 2000, finalmente la ONU declaró 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Mirá también:

Categorias
Mujeres

NOTAS RELACIONADAS