Caos en Ecuador: tras protestas en Quito, el presidente mudó la Sede de Gobierno a otra ciudad

Activistas de comunidades indígenas y movimientos sociales se movilizan desde hace días en contra de las medidas de ajustes económicos dictadas por el presidente Lenin Moreno
Foto: AP

El país ecuatoriano vive una fuerte crisis institucional y política como consecuencia de unas medidas de ajustes económicos dictadas por el presidente Lenin Moreno, entre ellos dejar de subsidiar los combustibles, que desataron una ola de protestas en Ecuador.

Desde la semana pasada, activistas de comunidades indígenas y movimientos sociales de Ecuador llevan a cabo huelgas, asambleas, bloqueos y manifestaciones en la ciudad de Quito. Producto de la escalada de protestas, el presidente Lenín Moreno debió mudar la sede del gobierno a Guayaquil.

«Rechazamos y condenamos todo acto de violencia que ha hecho el presidente Moreno. En vez de responder como se debe, ha habido muertes, heridos y más de 400 encarcelados», dijo a Mitre Córdoba un líder del movimiento indígena ecuatoriano.

Los manifestantes, que llegaron hasta Quito desde distintas partes del país, exigen la inmediata anulación de los aumentos de los precios de los combustibles, decididos por Moreno en acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y algunos de ellos, incluso, pretenden la salida del gobierno.

La rebelión forzó a Moreno a decidir en la noche del martes la mudanza de la sede gubernamental desde Quito hacia Guayaquil. Tras un encuentro con los tres poderes del Estado, Moreno dispuso por decreto que el gobierno permanecerá en Guayaquil durante los 30 días que durará el estado de excepción dictado el jueves pasado.

La gravedad de la situación llevó a las Naciones Unidas y la Iglesia ecuatoriana a llamar a un diálogo entre el gobierno y los movimientos sociales en protesta, mientras el secretario general de la OEA, Luis Almagro, emitió una declaración en la que adelantó su rechazo a toda acción que apunte a terminar o acortar el mandato de Moreno, que se extiende hasta mediados de 2021.

Por otra parte, la relatora especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas urgió a la Administración de Lenín Moreno evitar el uso excesivo de la fuerza, respetar derechos humanos, y buscar solución al conflicto a través del diálogo intercultural, teniendo en cuenta el derecho a la manifestación pacífica. 

El ex presidente Rafael Correa, en una aparición a través de Twitter, se mostró a favor de adelantar las elecciones generales para evitar una profundización de la crisis, luego de que el gobierno denunciara que la reacción fue orquestada por sus seguidores.

En referencia a esto, uno de los líderes del movimiento indígena ecuatoriano, reclamó en Mitre Córdoba: «Nos ha acusado de golpistas y tener injerencias con el ex presidente Rafael Correa Delgado, prófugo de la Justicia. También dijo que eramos financiados por Nicolás Maduro que creo que no lucha solo por los sectores sociales, sino también por los capitalistas».

Mirá también:

Categorias
Política

NOTAS RELACIONADAS