Córdoba: echaron a un empleado municipal que usó un mortero en una protesta

Se trata de Nelson Cuello, quien desempeñaba tareas en el área de Espacios Verdes. Este miércoles, una nueva protesta del SUOEM condujo a otro episodio de violencia

El Intendente Martín Llaryora firmó en la tarde del miércoles el decreto que dispone la exoneración del agente Nelson Cuello y envió el instrumento legal al Concejo Deliberante a los fines de su conocimiento y ratificación.

En base a lo establecido en el inciso 24 del artículo 86 de la Carta Orgánica Municipal, el Departamento Ejecutivo Municipal debe adoptar, en caso de grave peligro público, las medidas necesarias y convenientes, con oportuno conocimiento del Concejo Deliberante.

Cuello, quien hasta la fecha se desempeñó en el área de Espacios Verdes, fue despedido en virtud de los hechos de público conocimiento ocurridos el pasado 30 de octubre, en el marco de una manifestación del gremio municipal.

Ese día puso en riesgo la integridad física de transeúntes, fuerzas policiales y vecinos de la ciudad, con una manifiesta actitud temeraria, empleando elementos que poseen un alto nivel de peligrosidad y configuran la utilización de armas impropias, como lo es un “mortero casero”.

El Estatuto del Empleado Municipal, Ordenanza 7244 y sus modificatorias, establece en su artículo 44 que el trabajador tiene el deber de observar en el servicio y fuera de él una conducta decorosa y digna de la consideración y confianza que su condición de agente público exige, teniendo responsabilidad administrativa y patrimonial.

En tanto que la Ordenanza 10754 Código de Ética para el ejercicio de la función pública establece que el mismo se aplica a todas las personas que ejercen la función pública en todos sus niveles y jerarquías, en el ámbito de la Municipalidad de la ciudad de Córdoba.

Entre los deberes, determina “observar frente al público, en el servicio o fuera de él, una conducta correcta, digna y decorosa…evitando comportamientos que puedan socavar la confianza del público en la integridad del funcionario y de la institución a la que sirve”.

Sigue la violencia en las protestas del SUOEM

Este miércoles, una nueva protesta se produjo por parte de los trabajadores municipales de Córdoba congregados en el gremio SUOEM. Se trató de una jornada calurosa, masiva y violenta. Así lo aseguran los testigos comerciantes del centro y las fuerzas policiales que se encontraban en el lugar.

Todo comenzó cuando los municipales lanzaron una bomba de estruendo al local ubicado en la esquina de Mariano Moreno y Pueyrredón. Su propietario salió a repeler el ataque, momento en el que fue agredido por un grupo de manifestantes.

«Eran entre diez y veinte pegándole a él sólo», relata a Mitre Córdoba un testigo presencial del brutal ataque. «Intentamos separarlos, pero lamentablemente no pudimos hacer mucho porque ellos eran demasiados», agregó a Cadena 3 otro testigo.

Humo, hollín, bombas de estruendo. No es novedad que los comerciantes de Córdoba sufren los efectos de las manifestaciones del gremio municipal.

Mirá también:

Categorias
Política

NOTAS RELACIONADAS