Cristina en juicio oral público: «El gobierno de Macri tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso»

La ex presidenta y vicepresidenta electa llegó a Comodoro Py a las 9.30 y terminó de declarar a las 13.30

Con una ovación en la sala de audiencias, terminó primera la indagatoria de Cristina Fernández de Kirchner ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 (TOF 2) de la Capital, integrado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso en el juicio oral por la causa “Vialidad”.

Antes de que comenzara a hablar, el tribunal ratificó la decisión de no televisarla. Ese fue el pie para las primeras palabras de Cristina: «Esta causa, que se conoce como corrupción, tuvo una difusión mediática inédita. Fue transmitida por todos los medios (…) Si alguien tenía dudas de la existencia del lawfare, la lectura del presidente del tribunal del rechazo del recurso de transmisión es una clase práctica del lawfare».

En este sentido, Cristina también se refirió a la relación de la justicia y los medios de comunicación: «Necesitan construir mediáticamente lo que no pueden construir jurídicamente. Entonces la opinión pública espera la confirmación de lo que dijeron mediáticamente»

La ex presidenta y vice electa cuestionó cómo el tribunal administró los tiempos del juicio al calor de la política: «Esta audiencia que empezó fue convocada por el tribunal para el 20 de mayo del año que se acaba, justo un mes antes de que cerraran las listas para candidatos a presidente y vicepresidente. Un mes antes me sentaron en el juicio».

Asimismo se defendió de las acusaciones en su contra y le sugirió al tribunal que cite a Alberto Fernández: «El responsable de la ejecución del presupuesto es el jefe de gabinete. Ustedes me lo imputan a mí pero el que ejecuta es el jefe de gabinete y aquí no hay ningún jefe de gabinete. Y no digo que deberían estar, porque no cometieron ningún delito. Pero si quieren llamarlos van a tener un problema porque van a tener que llamar al presidente de la nación, que fue jefe de gabinete entre 2003 y 2008».

Cuestionó duramente a la Corte Suprema y a los jueces. «El único presidente que no puso amigos en la Corte es el único acusado de ser jefe de una organización para saquear al Estado. A lo mejor cometió un error Néstor Kirchner», dijo. Más adelante agregó: «La Corte en estos cuatro años no advirtió lo que estaba ocurriendo en la Argentina. Gente privada de la libertad por la Doctrina Irurzun».

Sobre el juez Claudio Bonadio dijo «Bonadio nos sacó hasta la tarjeta de crédito». Y sobre el juez Julián Ercolini afirmó: «Ercolini provocó que mi hija se enfermara».

Además criticó al Gobierno de Macri: «tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso, quién no, a qué empresario había que apretar para que no vaya preso, para que venda sus empresas».

A su vez cargó contra la Oficina Anticorrupción (OA) y la UIF, querellantes en el juicio. A Laura Alonso la cuestionó en su rol como titular de la OA. La calificó de «no abogada». Y del titular de la UIF Mariano Federici dijo: «Mariano Federici trabajó en HSBC, una entidad que en Estados Unidos debió pagar una multa. Y acá hay una causa abierta».

Al terminar su indagatoria, Cristina señaló que «este es un tribunal que ya tiene la sentencia dictada. Pero no me importa. A mi ya me absolvió la historia y a ustedes los va a condenar».

Cuando el el tribunal le preguntó si iba a responder preguntas, cerró con otra ironía: «¿Preguntas? Preguntas tienen que contestar ustedes».

El juicio

Cristina está acusada de ser la jefa de una supuesta asociación ilícita que desde el Estado adjudicó de manera irregular 51 obras públicas viales en Santa Cruz a las empresas de Lázaro Báez por 16 mil millones de pesos durante los doce años de la presidencia de Néstor y la suya.

Según la acusación de los fiscales Gerardo Pollicita y Mahiques en el requerimiento de elevación a juicio, esta supuesta asociación ilícita fue formada “para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de los fondos asignados a la obra pública vial en la provincia de Santa Cruz”. Cristina también está acusada del delito de administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública.

En este proceso, que arrancó hace seis meses, Cristina es juzgada junto con Julio Miguel De Vido, José Francisco López, Nelson Guillermo Periotti, Carlos Santiago Kirchner, Lázaro Antonio Báez, Raúl Osvaldo Daruich, Mauricio Collareda, Héctor René Jesús Garro, Juan Carlos Villafañe, Raúl Gilberto Pavesi, José Raúl Santibañez y Abel Claudio Fatala. En esta etapa, Báez, López y De Vido se negaron a declarar pero señalaron que lo harán más adelante.

Por decisión de dos de los tres jueces, la audiencia no será televisada en directo. Sin embargo, los medios de comunicación acreditados podrán cubrirla.

Este es el primer juicio a Cristina. Hay otras causas ya elevadas pero que no tienen fecha de inicio: Hotesur y Los Sauces, Dólar Futuro, Memorándum con Irán y Cuadernos.

Fuente: A24

Mirá también:

Categorias
Política

NOTAS RELACIONADAS