Denunciaron penalmente a Schiaretti por los incendios de Córdoba

Fue realizada por Raúl Montenegro, biólogo y presidente de la Fundación para la Defensa del Medio Ambiente, y por el abogado Juan Smith. Ambos pidieron que la Justicia actúe en forma "urgente"

En medio de una temporada de incendios que amenaza con ser récord en Córdoba (desde que se tienen registros), el gobernador Juan Schiaretti fue denunciado por la supuesta «demora en pedir el apoyo a otras jurisdicciones».

La denuncia, ingresada este lunes en la Mesa de Tribunales 2, recayó en la Fiscalía del Distrito 2 Turno 5 y fue realizada por Raúl Montenegro, biólogo y presidente de la Funam (Fundación para la Defensa del Medio Ambiente), y por el abogado Juan Smith. Ambos pidieron que la Justicia actúe en forma «urgente».

La presentación penal, difundida a través de las redes y confirmada a El Doce por Montenegro, solicita que «se lo investigue al gobernador Juan Schiaretti por haber demorado en forma injustificada el pedido de apoyo a otras jurisdicciones, lo cual impidió contar con Bomberos Voluntarios y tecnología suplementaria para apagar fuegos»..

Para el biólogo, la «demora en declarar la alerta roja» provocó que los incendios «excedieran el trabajo de los Bomberos Voluntarios y de aviones hidrantes» durante «buena parte de los 10 días en que solo actuó el Plan Provincial de Manejo del Fuego». «Poco le importó al gobernador el agotamiento de los Bomberos Voluntarios y la atroz cantidad de hectáreas quemadas», disparó.

Además, Montenegro apuntó contra el Gobierno provincial por «no hacer suficiente prevención de incendios ni a fines del año 2019 ni en el 2020, aún sabiendo que estábamos en un período extremadamente seco, y en una provincia con una larga tradición de fuegos cuyos sectores más beneficiados se vinculan a la expansión de la agricultura industrial, la ganadería y los negocios inmobiliarios».

«Aunque por ley no se puede cambiar el uso del suelo, la ineptitud de la Secretaría de Ambiente de la provincia no garantiza que el uso del suelo siga siendo el mismo», agregó.

«Nos queda menos del 3% de bosque nativo cerrado (…) Que en una provincia donde queda menos de 600.000 hectáreas de bosque en estado de buena conservación se quemen 191.000 hectáreas es una tragedia», sostuvo el activista cordobés e hizo hincapié en la pérdida para el medio ambiente. «Después de un incendio basta con plantar árboles. No se dan cuenta que los incendios y los desmontes matan biodiversidad, es decir cientos y miles de especies, desde virus, bacterias y hongos a insectos, vertebrados y árboles», destacó.

«La biodiversidad de un ecosistema no se planta, pues depende de un proceso de sucesión ecológica o ecosucesión que lleva muchísimo tiempo, años, décadas y según los lugares, hasta siglos», añadió.

(El Doce)

Mirá también:

Categorias
AmbientePolítica

NOTAS RELACIONADAS