«No somos infalibles», dijo Alberto Fernández

En la apertura de sesiones ordinarias, el presidente de la Nación hizo un balance de su primer año de gobierno y trazó los principales ejes de las medidas que instrumentará en 2021

En horas del mediodía de este lunes 1 de marzo, el presidente Alberto Fernández dejó inaugurado el 139 período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, con un mensaje ante la Asamblea Legislativa, en un escenario atípico y sin invitados a causa de las normas sanitarias de prevención por la pandemia de coronavirus.

Se trata del tercer mensaje de Fernández ante la Asamblea Legislativa, que comenzó pasadas las 12 del mediodía. Cabe recordar que buena parte de los legisladores seguirá las instancias del discurso de manera virtual.

También fue atípico en las inmediaciones: el Presidente agradeció a las organizaciones políticas y sociales que convocaron a una movilización en las calles, pero pidió que su mensaje sea seguido «en forma remota» ya que la pandemia de coronavirus «aún nos ataca».

Después de ser presentado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el mandatario comenzó su discurso: «Querido pueblo argentino, siempre he sentido que esta ocasión es la oportunidad que tengo de hablarle a cada argentino y argentina. De decirle francamente lo que pienso».

«Vengo a proponerles que nos tomemos un momento de reflexión colectiva en circunstancias tan excepcionales como nos toca vivir», comenzó detallando.

En ese marco, el mandatario recordó su anterior mensaje ante la Asamblea Legislativa, el año pasado, diez días antes que se declarara la pandemia, cuando llegó con la «voluntad inquebrantable de poner de pie un país que había quedado de rodillas» por la política de la gestión anterior.

Posteriormente hizo un recorrido por el difícil 2020. «Evitamos que se colapsara el sistema de salud. Tal vez, el tomar conciencia de lo débiles que éramos nos dio la energía necesaria para hacer frente a tanta tragedia. Ni un solo día bajamos los brazos», revisó.

«Sin aislamiento ni distanciamiento hubiera habido mayor contagio y un sistema de salud que estaba en condiciones opacas hubiera colapsado. Este no es el logro de un gobierno sino el de una nación puesta de pie para superar adversidades», reflexionó.

Luego, solicitó un aplauso de reconocimiento a lo largo y ancho del país. «Puede resultar difícil valorar aquello que no sucedió, las consecuencias más graves que evitamos no se ven. Para todos estos argentinos que han desplegado su corazón al servicio de los demás, por favor pongamos de pie y brindemos un sostenido aplauso», pidió el presidente.

«No somos infalibles», dijo Alberto Fernández al dirigirse a la oposición y a las recientes críticas recibidas ante su gobierno

El presidente sostuvo que «aún con mucho dolor» tomó «las decisiones que correspondían» en relación a las anomalías detectadas en el plan de vacunación, y ratificó que en ese proceso «hay prioridades y las reglas se deben cumplir».

«Si se cometen errores, la voluntad del Presidente es corregirlos de inmediato», dijo el mandatario.

Además, aseguró que nunca se había lanzado una política de alcance «sanitario, social y económico» como la diseñada para paliar la crisis que generó la pandemia de coronavirus.

Entre otras medidas, mencionó la tarjeta alimentar, el IFE, las disposiciones para evitar despidos o ayudar a empresas a pagar sueldos, así como la entrega de medicamentos gratuitos a jubilados, y otras que impulsaron el diálogo con empresarios y sindicatos para contribuir a las discusiones salariales, la ley de los 1.000 días para el embarazo.

Deuda externa

Fernández destacó que «con firmeza y esfuerzo» su Gobierno ha «logrado la renegociación de la tóxica deuda privada». «Es voluntad terminante e imperiosa que afirmemos el compromiso de no permitir nunca más que se genere un endeudamiento asfixiante a partir de la toma de créditos irresponsables», dijo.

En este marco, pidió a la oposición que realice un «análisis introspectivo» y dijo esperar que «algún día hagan un mea culpa» para así «levantar los cimientos del país que han derrumbado» durante la gestión anterior.

Fernández reconoció que su gobierno no es «infalible», pero advirtió a quienes lo «bombardean sistemáticamente» y que «no van a lograr sus objetivos».

«No llegué a la Presidencia para ser sordo a las críticas bien intencionadas», aseguró, y dijo que su Gobierno reconoce sus errores y es «sensible a corregirlos». Y aclaró que tampoco llegó para dejarse «aturdir por sectores concentrados» de la Argentina.

Asimismo, pidió terminar «con la pirotecnia verbal que sólo nos aturde» y llamó a evitar que los esfuerzos hechos este año hayan sido en vano.

A futuro

El presidente sostuvo que habrá más obras públicas durante 2021, «sin favoritismos ni exclusiones», para «tranquilizar la economía e impulsar la producción y el empleo». «Tenemos 1000 obras en ejecución en las 24 jurisdicciones», dijo.

«Nuestro compromiso es irrenunciable, comenzar por los últimos y las últimas para llegar a todos y todas», dijo, y anticipó que desde Nación buscan «incrementar los montos del mínimo no imponible para el impuesto a las ganancias». Así, le solicitó al cuerpo Legislativo que «apure la ley. Si lo hacemos, más de un millón de argentinos serán liberados de ese tributo».

Mirá también:

Categorias
Política

NOTAS RELACIONADAS