Preocupa la inminente caída del IFE en la provincia de Córdoba

Para el Centro de Almaceneros, la caída del Ingreso Familiar de Emergencia en Córdoba sería un "golpe letal" a la actividad

El Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba manifestó este martes su “preocupación por la inminente caída” del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que otorga el Gobierno nacional, al sostener que “representa un severo riesgo alimentario para miles de familias y un letal golpe a la actividad comercial de nuestra provincia”.

Ante la decisión del Gobierno nacional de limitar el beneficio del IFE solamente a las provincias que se encuentran en la fase de aislamiento preventivo social y obligatorio, Córdoba quedaría al margen de obtenerlo por encontrarse en la fase 5 de ‘distanciamiento social’.

“La baja de la tasa de contagios no supone en absoluto una reactivación automática de la economía, ni garantiza una rápida recuperación del poder adquisitivo de los grupos familiares y mucho menos de las numerosas fuentes laborales, formales e informales, perdidas durante el último trimestre”, sostiene el sector mediante un comunicado.

En ese sentido, añade que el IFE se ha transformado hoy en “el principal atenuante de la inédita crisis económica y social, consecuencia de la pandemia Covid–19 y de las entendibles medidas sanitarias preventivas adoptadas”.

Al respecto, detalla que para muchas de las 740.000 personas beneficiarias del IFE en Córdoba, “representa quizá la única posibilidad de completar el acceso a la Canasta Básica Alimentaria (C.B.A) de su núcleo familiar”.

Por lo tanto, los almaceneros consideran que “no es el momento de privar de la asistencia del IFE a Córdoba sin un reemplazo equivalente, porque sin esa inyección monetaria, la caída de la economía será abrupta y, sin lugar a dudas, generará mayores tasas de desempleo y pobreza, y casi de manera inmediata, mayor necesidad de asistencia del Estado”.

Mirá también:

Categorias
Política

NOTAS RELACIONADAS