En Argentina, la vacuna contra el Covid no será obligatoria

Así lo aseguró el ministro de Salud nacional, Ginés González García, quien además criticó al movimiento antivacunas: "estamos hablando de una política pública y no partidaria"

El ministro de Salud, Ginés González García, informó este miércoles que la vacuna contra el coronavirus no será obligatoria, aunque aclaró que el Gobierno intentará «convencer» a la población para que la aplicación sea «masiva».   

«No va a haber una cosa de llevar por la fuerza a que se vacunen, pero vamos a instar, a convencer», avisó el funcionario en declaraciones televisivas.

El ministro confirmó que la vacuna estará disponible en diciembre o comienzos de 2021, y señaló que no solamente estará disponible la de origen ruso, denominada Sputnik V, sino que también el Gobierno buscará aprovisionarse de las producidas por otros laboratorios como Pfizer y AstraZeneca, entre otros.

«Creo que va a haber varias vacunas, no sólo la rusa, que a fin de año van a estar muy cerquita o ya habilitadas. Si no es así, será en los primeros días del año que viene», ratificó, y confirmó que la idea es hacer un «pool» con las distintas vacunas disponibles en el mercado para poder de esa manera «lanzar la campaña fuertemente cuanto antes» y asegurar una cobertura nacional.

«Con los fabricantes nos hemos asegurado de tener una posición de privilegio, o por lo menos de no quedar atrás. Yo tenía mucho miedo a que el hemisferio norte, que tiene mucho más poder económico y político, nos postergara. Estoy seguro de que vamos a tener la vacuna disponible a tiempo real con otros lugares del mundo«, manifestó el ministro.

En este sentido, afirmó que la intención del presidente Alberto Fernández «es que tengamos una gran disponibilidad de vacunas para vacunar a una buena proporción de la población». «AstraZeneca y Pfizer, junto con los rusos y algunos más, son parte de los que están en intensas negociaciones con nosotros», dijo.

«Seguramente en unos días van a tener algunos precontratos ya disponibles», informó. La prioridad, según anticipó, la tendrán los trabajadores de la salud y las personas con factores de riesgo.

«Pero se va a masificar para que no haya circulación del virus, para proteger a los individuos y a la sociedad», acotó González García.

El rechazo al movimiento antivacunas

En otro orden, el jefe de la cartera sanitaria cuestionó al movimiento antivacunas y ponderó las bondades que tienen las vacunas para la población: «Previenen que no se muera la gente, porque les da defensas para que la enfermedad no exista o no se agrave».

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, también se dirigió a quienes desconfían de la efectividad del producto, y critican que la compra a Vladimir Putin estuvo inclinada más por afinidades políticas que por la calidad de la vacuna.

«Me da más compromiso para seguir transmitiendo esto. Lo que está pasando es tan importante que tengo la convicción que vamos a brindar toda la información de lo que estamos haciendo con los equipos técnicos y la comunidad científica», dijo en una entrevista radial.

Dijo también que todas las vacunas contra el coronavirus «que estamos evaluando comprar se encuentran en fase III, no se aprobarán hasta que éstas no terminen y se reúna toda la información», y afirmó que «no se están salteando pasos para las aprobaciones».

«La sociedad se tiene que dar cuenta que tenemos que tirar todos para el mismo lado y estamos hablando de una política pública y no partidaria», aclaró.

Mirá también:

Categorias
Situación SanitariaTema: coronavirus

NOTAS RELACIONADAS