Imputaron al cura de Justiniano Posse que pidió no usar barbijo durante la misa

Además, otras tres personas fueron imputadas por incumplir las medidas de bioseguridad dispuestas en medio de la pandemia del coronavirus

El fiscal federal de Bell Ville, José María Uriarte, imputó este martes al sacerdote de Justiniano Posse que le había dicho a los fieles asistentes a su misa que se quiten el tapabocas, porque Dios los iba a proteger.

Luego de una investigación de oficio, el Dr. Uriarte decidió imputarlo por el artículo 205 del Código Penal, que establece penas por violación al aislamiento social, preventivo y obligatorio, y por no cumplir con las medidas preventivas establecidas.

Además, otras tres personas fueron imputadas bajo los mismos cargos. Se trata de participantes del oficio religioso. Según las autoridades sanitarias de Justiniano Posse, después de esa misa se dispararon los casos de coronavirus en la localidad.

Hasta mediados de septiembre, como consecuencia de dicha misa, habían más de 1000 personas en aislamiento por contacto estrecho y se confirmaron 16 casos positivos.

Mirá también:

Categorias
Situación SanitariaTema: coronavirus

NOTAS RELACIONADAS