Paro de interurbanos: no somos escuchados ni por el gobierno ni por los empresarios

A un mes de paro, en diálogo con Hablando Claro, el secretario gremial de AOITA detalló cuál es el problema de fondo que sufren los choferes
Foto: Leo Guevara

A un mes de iniciado el paro de los choferes de transporte interurbano de la provincia de Córdoba, dialogamos con Claudio Luna, el secretario gremial de AOITA, quien nos contó detalladamente cuáles son sus reclamos, el puntapié inicial y el futuro del transporte que utilizan miles de usuarios del interior cordobés.

Bien sabemos que el problema de pagos, salarios y paritarias a los choferes de AOITA no es actual, sino que viene de una trayectoria histórica que involucra especulación de empresarios y falta de subsidios del Estado. Sin embargo, en los últimos tiempos, a este conflicto de le sumó algo más:

«Cuando llegó el coronavirus a la Argentina, solicitamos a las cámaras empresarias y al Ministerio de Trabajo por un protocolo de salud. A su vez, sabíamos que al haber caída del servicio por la inminente cuarentena que se estaba por declarar, traería problemas de salarios», cuenta Luna en diálogo con Hablando Claro.

Si bien el 13 de abril comenzó la medida de fuerza y decidieron paralizar el servicio, los choferes vienen bregando por medidas en medio de esta pandemia desde que comenzó todo:

  • 13 de marzo: los choferes comienzan a solicitar a los empresarios y al Ministerio de Trabajo un protocolo de bioseguridad y el mantenimiento de salarios de cara la cuarentena que se preveía.
  • 20 de marzo: se dicta el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el territorio nacional.
  • 22 de marzo: las empresas comienzan a suspender choferes y el gremio exige una mesa de trabajo de inmediato sin recibir respuesta.
  • 6 de abril: como es el cuarto día hábil del mes, se debía recibir el pago de sueldos. Abonaron entre 8 mil y 10 mil pesos. Comienzan a organizar la medida de fuerza.
  • 13 de abril: choferes oficializan la medida de fuerza, paralizan el servicio y mantienen una audiencia en el Ministerio de Trabajo.
  • 4 de mayo: luego de presentar notas, petitorios y denuncias a todos los organismos del Estado provincial y nacional, logran la primera audiencia donde se conformó la mesa de trabajo. Empresas aducen no tener fondos para hacer propuestas a los choferes.
  • 11 de mayo: a casi un mes de iniciada la medida de fuerza, se organiza una olla popular para colaborar con los choferes más necesitados. Amanece la Terminal de Ómnibus ballada con más de 200 oficiales y deben suspenderla.

Según el secretario gremial de AOITA, el fondo de este problema es la conveniencia: «Es fácil sacar la conclusión de que al Gobierno le sirvió que este mes los usuarios no se traslade en el transporte público. Bien ya lo dijo el presidente y el ministro de salud: el virus viaja en transporte». Mientras tanto, sobre el rol de los empresarios, considera «especulación total».

«Quedamos realmente solos. No somos escuchados ni por el gobierno ni por los empresarios. Es una conveniencia de ambos. Nosotros no podemos trabajar gratis, porque si no hacíamos la medida de fuerza los empresarios iban a pagar lo que quisieran cuando quisieran, tal como lo están haciendo ahora»

Por último, Luna envió un mensaje a los usuarios que se ven perjudicados por la paralización del servicio: «lamentamos la situación que están pasando ellos, pero no nos podemos hacer responsables de lo que tiene que hacer el Estado y los empresarios, uno por desidia y otro por especular». Y agregó: «Lo que está viviendo el usuario es lo mismo que nosotros, que somos simples trabajadores».

Mirá también:

Categorias
Situación SanitariaTema: coronavirus

Lic. en Comunicación Social- Facultad de Ciencias de la Comunicación- Universidad Nacional de Córdoba

NOTAS RELACIONADAS