Por un médico positivo, se aisló a la mitad del personal del dispensario de Temple

Se trata de cuatro trabajadores aislados. Así lo confirmó el intendente Marco Ferace, quien detalló que por los próximos 14 días la atención será con guardias pasivas

Después de que la semana pasada haya cerrado el edificio municipal de Santiago Temple por un caso positivo de coronavirus y desde este lunes vuelva a funcionar con normalidad, el martes otra institución de la localidad se vio afectada. Se trata del Dispensario Central, donde un profesional de la salud dio positivo al análisis de coronavirus.

Marco Ferace, el intendente de la localidad, detalló a Hablando Claro que la situación es muy particular: «No tenemos problemas de casos locales, pero sí instituciones afectadas por haber tenido contacto estrecho».

Desde el martes, luego de confirmarse que un médico oriundo de Río Primero tiene coronavirus, se debió reestructurar todo el funcionamiento del dispensario. Días previos a su hisopado, el profesional había realizado guardias en el centro de salud de Temple, por lo que se debió aislar a cuatro personas en total.

Se trata de dos enfermeras, un chofer de ambulancia y un trabajador que transporta a los médicos provenientes de Córdoba capital, en medio del conflicto y el histórico paro de interurbanos. Este último, debió ser reemplazado por otro personal, «desafectamos un personal de un área no tan esencial y lo dedicamos al traslado», detalló Ferace.

«Estamos con la mitad del personal del dispensario funcionando. La otra mitad está aislada desde el martes y así permanecerán por 14 días», confirmó a este medio Ferace, y aclaró que se encuentran a la espera de los hisopados correspondientes.

Disminución de guardias por 14 días

En medio de esta situación, se debió refuncionalizar el servicio del dispensario. Durante los próximos 14 días el centro de salud dejará de funcionar con guardias activas y pasará a guardias pasivas.

«Antes llevábamos la salud las 24 horas todos los días, pero tuvimos que pasar a hacer guardias pasivas tanto los fines de semana como durante la semana», explica el intendente, quien le solicita a la comunidad que padece enfermedades crónicas o que no sean urgencias, «que esperen».

Cabe recordar que hasta este jueves, Temple cuenta con 30 familias aisladas, 4 casos positivos activos y 8 altas médicas. El intendente Marco Ferace reflexionó que «hay bajo porcentaje de positivos gracias al control sanitario y a la consciencia de los vecinos, pero la situación nos ha tocado en instituciones y, al ser una comunidad pequeña, no tenemos tanto personal».

Mirá también:

Categorias
Situación SanitariaTema: coronavirus

NOTAS RELACIONADAS