Trabajaron en cuarentena y no les pagaron: hay familias que no tienen para comer

Se trata de cinco trabajadores de una empresa que presta servicios en el obrador del KM 691, que no percibieron los sueldos de febrero, marzo, abril y mayo

Trabajadores del departamento Río Primero denuncian que sufrieron «una estafa» por parte de la empresa Grupo CBA Seguros S.A. que actualmente presta servicios en el obrador del KM 691. Alejandro Balderrama, el director de la empresa, les comunicó por medio de una encargada que estaba enfermo y no podía responder sus demandas.

Son cinco trabajadores los damnificados, oriundos de Río Primero, el KM 691 y Piquillín. Ellos, en diálogo con Hablando Claro, manifestaron angustia y bronca por haber trabajado «gratis» durante varios meses.

Los encargados de la seguridad tenían turnos de 12 a 14 horas y custodiaban tanto el predio como las máquinas cumpliendo, en algunos casos, guardias por 24 horas. Habían ingresado el 14 de noviembre y al principio todo iba bien.

Hasta que empezó el 2020, cuando dejaron de abonar el salario a los empleados, causa que motivó la renuncia masiva de todos los trabajadores que prestaron su servicio hasta el 29 de mayo último.

«Dejamos de trabajar por la deuda acumulada«, explican y mencionan que les deben los sueldos de febrero, marzo, abril y mayo.

Esenciales gratuitos

Al llegar la cuarentena y detenerse la gran mayoría de actividades, las obras quedaron en pausa. Sin embargo, los trabajadores de seguridad quedaron exceptuados de realizar el aislamiento por lo que, en un contexto adverso, seguían yendo a cumplir sus horarios todos los días. «No podíamos dejar, por eso decidimos seguir trabajando porque a dónde íbamos a ir a buscar otra cosa», se preguntan.

Los trabajadores saben que la empresa cobró los cheques correspondientes, pero aun así no hizo los pagos. Asimismo, los empleados denuncian que una parte de ellos ingresó en negro, y quienes empezaron en blanco, al no percibir sus sueldos, tampoco recibieron los aportes.

«Hay más personas de Córdoba que dejaron de trabajar antes, porque ya era imposible seguir viajando sin cobrar el salario y afrontar todos los gastos de transporte y viáticos«.

Para sobrevivir «tuvimos el apoyo de amigos y familiares que nos ayudaron con unos pesitos para pagar la luz y el alquiler para bancar estos cuatro meses», comenta Hugo. 

En mayo recibieron un bono de 10 mil pesos, pero que correspondía a conceptos impagos del mes de enero. Es decir, no hubo intención real de pago y mucho menos negociaciones para llegar a un acuerdo.

«Nos íbamos en moto a trabajar, porque tampoco había colectivos. Nosotros cumplimos nuestro trabajo, no faltamos nunca por eso reclamamos la deuda, no queremos nada más que eso». 

Ezequiel, otro de los damnificados, relata que tuvo que entregar la casa en donde vivía porque no pudo reunir el dinero del alquiler. Tenía tres meses de deuda que ya no podía seguir acumulando. Él es papá de una beba de cuatro meses y de un nene de seis años y se tuvo que instalar en la casa de su suegro, «para no quedar en la calle».

«No sabes qué responderle a tu familia, yo debo 4 facturas de luz», cuenta con muchísima angustia.

«No teníamos elementos de protección: no teníamos ni para comprar, ni nos dieron desde la empresa. Se fueron todos y quedamos cuidando las máquinas nosotros». 

Viajando en moto, gastando lo único que tenían para subsistir, dicen no haber faltado nunca porque era su responsabilidad cuidar las maquinarias. Sin embargo, a su empleador Alejandro Balderrama, no le importó. «Esta gente te utiliza como escudo para poder facturar. Cobraron más de 2 millones de pesos y no fueron capaces de arreglarle a sus empleados que éramos pocos». 

Fabian, también de Río Primero, dice que subsiste con una indemnización de un trabajo previo, pero que tiene que mantener a sus hijos y tampoco consigue otro trabajo en medio de esta pandemia.

Estos casos fueron a la justicia, pero la bronca de saber que fuiste estafado no es fácil de quitar para los trabajadores que no tienen como hacer frente a su día a día.

Mirá también:

Categorias
Situación Sanitaria

NOTAS RELACIONADAS