18 de mayo: ¿Por qué celebramos el día de la escarapela?

Esta celebración fue impulsada por el Consejo Nacional de Educación, en 1935, y está incluida en los calendarios escolares y las efemérides patrias

Cada 18 de Mayo se celebra en nuestro país, el Día de la Escarapela, uno de los símbolos nacionales de Argentina, cuyo uso fue decretado por el primer Triunvirato, el 18 de febrero de 1812, por solicitud de Manuel Belgrano.

Esta celebración fue impulsada por el Consejo Nacional de Educación, en 1935, y desde entonces -con diversas alternativas- está incluida en los calendarios escolares y las efemérides patrias.

Aunque el origen de la escarapela y sus colores no puede establecerse con precisión, la versión más aceptada es que el 13 de febrero de 1812, Manuel Belgrano propuso que se creara un símbolo nacional para unificar los colores del ejército, dado que hasta entonces los distintos cuerpos militares utilizaban diferentes distintivos. Días después, el Triunvirato aprobó el uso de la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de color blanco y azul celeste.

Tanto el 25 de Mayo de 1810 como en días anteriores, esos colores fueron divisa de quienes querían un gobierno propio y luego de ese pronunciamiento tuvieron el carácter de distintivo partidario. Después de la revolución, algunos cuerpos del Ejército usaron esos colores como escarapela.

En nuestros días, la escarapela es uno más de los signos patrios,  junto al escudo, el himno y la bandera. La lucimos para expresar nuestro amor por la patria y para celebrar la independencia que obtuvimos al conformarnos como país libre.

Mirá también:

Categorias
CulturalesSociedad

NOTAS RELACIONADAS