Autopsia a Blas Correas: el adolescente murió por un disparo en la espalda

Por el hecho que conmociona a toda la provincia, ya hay dos policías detenidos e imputados de homicidio. Ahora, la Justicia investiga al sanatorio Aconcagua

En las últimas horas se conocieron los resultados de la autopsia del adolescente de 17 años, Blas Correas, asesinado por dos efectivos policiales el miércoles por la noche en la capital provincial.

Ésta arrojó como resultado que el fallecimiento del joven ocurrió tras recibir un impacto de bala en la espalda, más precisamente en uno de los omóplatos. El proyectil fue retirado del cuerpo por los médicos forenses, el cual fue entregado a la familia del joven.

Por el hecho, dos policías son acusados de homicidioLucas Gómez de 35 años y Javier Alarcón de 31, quienes participaban de un operativo de control cercano al complejo Pablo Pizzurno.

Ahora, la Justicia investiga que ocurrió en el Sanatorio Aconcagua ya que dicho hospital se negó a recibir a Blas, quien llegó con vida tras recibir el disparo. En ese sentido, las autoridades del nosocomio expresaron:

«Ante esta situación se tiene que hacer cargo el 107, llamar de urgencia al 107 o llamar a la policía. Si estás en vehículo llevarlo al Hospital de Urgencias» .

Tras ser consultado si un sanatorio, sea cual fuere, se puede negar a atender a una persona que está agonizando, las autoridades respondieron: «debe ser evaluada por un personal médico, porque un administrativo no está capacitado para evaluar si una persona está agonizando o no».

Además, intentaron justificar que, particularmente en el caso del jueves por la madrugada, «se le dijo -al personal administrativo- que había una persona herida, con lo cual no puede saber ni qué se trata».

La madre del adolescente denunció que a su hijo lo acribillaron. Este jueves el hashtag #JusticiaporBlas fue tendencia nacional. Mientras tanto, el ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, aseguró que se comunicó con familiares de la víctima «con el propósito de expresarle sus condolencias».

Además, reveló que les «garantizó el compromiso del Ministerio de Seguridad con los fines de la investigación y el total establecimiento de este hecho».

«Por la víctima, sus deudos, la Policía y fundamentalmente por la sociedad, que necesitan una respuesta clara y contundente. Estamos convencidos que un fiscal de la trayectoria del doctor José Mana va a poder determinar y reconstruir los hechos», concluyó el jefe de la cartera de seguridad de la provincia.

Es el quinto asesinato a manos de la policía durante la cuarentena en Córdoba. Los movimientos de derechos humanos denuncian un endurecimiento de la violencia institucional desde que comenzó la pandemia.

Mirá también:

Categorias
PolicialesSociedad

Lic. en Comunicación Social- Facultad de Ciencias de la Comunicación- Universidad Nacional de Córdoba

NOTAS RELACIONADAS