Buscan a un preso que escapó del Hospital Rawson

Se trata de Cirilo Martín Duarte, que se fugó esposado de una ambulancia del Servicio Penitenciario durante el mediodía del lunes último.

Un preso del penal de Bower escapó del Hospital Rawson en horas del mediodía del último lunes. Se trata de Cirilo Martín Duarte, que se fugó esposado de una ambulancia del Servicio Penitenciario.

El preso, de 34 años con domicilio en el barrio Los Boulevares de la capital provincial, había sido trasladado al nosocomio debido a que padece de neumapatía.

Duarte se encontraba esposado en la ambulancia del Servicio Penitenciario de Córdoba, vestido con una campera color crema. El director General de Seguridad del organismo, José Soardo explicó:

«Estaba alojado en uno de los módulos, recibió una primera atención, se lo trasladó a la ambulancia y allí se desprende de las medias de sujeción»

Un gran operativo comenzó la Policía de Córdoba por medio de pesquisas en varios puntos de la ciudad para hallar al prófugo. A cargo de la investigación está el fiscal Rubén Caro y, por el momento, se pasó a situación pasiva a cuatro efectivos del Servicio Penitenciario hasta tanto se aclare lo ocurrido.

El comunicado oficial emitido por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos:
Apartan a cuatro miembros del Servicio Penitenciario
Es a raíz de la fuga del interno Cirilo Martín Duarte, de 36 años, ocurrida hoy en el Hospital Rawson. El Tribunal de Conducta Policial y Penitenciaria dispuso el pase a situación pasiva de los empleados.
La Jefatura del Servicio Penitenciario de Córdoba apartó de sus funciones a los agentes Ezequiel Velasque, Raúl Ricardo Gordillo, Marcos Roldan Marcos y Claudio Gastón Niz a raíz de la fuga del interno Cirilo Martín Duarte, de 36 años, ocurrida hoy en el Hospital Rawson, a dónde había sido trasladado para ser atendido por un cuadro de neumopatía.

Duarte está procesado por robo con uso de arma a cargo de la Cámara séptima del Crimen. Por la fuga, se dio inmediata intervención al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciaria, que dispuso el pase a situación pasiva de los empleados penitenciarios y se realizó la correspondiente denuncia en la Fiscalía de turno.

El prófugo cuenta con un tatuaje de una garra en el antebrazo y tiene antecedentes por robo y hurto en los últimos quince años. Es intensamente buscado por la policía. Quien cuente con alguna información dirigirse o comunicarse con cualquier entidad policial de la ciudad.

Cabe recordar que el pasado 12 de marzo otro preso que cumplía una pena por robo escapó en un taxi desde el Hospital Urgencias de la Ciudad de Córdoba. El delincuente, apellidado Maggiore, continúa prófugo.

Nota relacionada:

Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS