Caso Sathya: Insaurralde será juzgado por abuso sexual seguido de muerte

Por pedido del fiscal, Walter Insaurralde será juzgado por "abuso sexual agravado por el vínculo seguido de muerte". Un jurado popular podrá decidir si le aplican la pena más alta: perpetua por abusar y provocar la muerte de su hija

A pocos días del inicio del tan esperado juicio, la Cámara Tercera del Crimen hizo lugar al pedido del fiscal Marcelo Hidalgo y el padre de Sathya Aldana, Walter Insaurralde, será juzgado por abuso sexual agravado por el vínculo seguido de muerte. Hidalgo entiende que su progenitor fue el responsable de la decisión de Sathya de quitarse la vida.

El inicio del proceso estaba dispuesto para este miércoles, pero decidieron suspenderlo por el cambio de carátula. Ahora, se deberá convocar a un jurado popular y se espera que en el mes de junio inicie el juicio. Recién el viernes pasado, cuando se confirmó el juicio que se iba a llevar adelante el miércoles, Insaurralde quedó detenido y permanecerá detrás de las rejas a lo largo del proceso.

Daniela Morales, la abogada que representa a la mama de Sathya, explicó: «Conforme a las constancias clínicas y la autopsia psicológica podría encararse la figura de abuso sexual seguida de muerte, lo que conlleva a una pena más gravosa que es la perpetua. Para este tipo de delito la confirmación del tribunal se debe hacer con jurado popular. Por eso se suspendió el juicio».

Por su parte, el propio fiscal Marcelo Hidalgo admitió su solicitud ante la Cámara: «El hecho que se le ha calificado a Insaurralde es más grave, abuso sexual seguido de muerte, que tiene la previsión el código penal de tener una pena de prisión perpetua».

Después de años guardándose un calvario, Sathya se animó a hablar en 2017. Sufrió abuso sexual por parte de su progenitor entre los 8 y los 14 años. Pero la Justicia llegó tarde. Inmersa en una profunda depresión y tras no haber sido escuchada por las autoridades, el 19 de enero de 2020 se quitó la vida.

Después de un año de su muerte, la Justicia decidió detener a Insaurralde y llevarlo a un juicio que podría condenarlo a cadena perpetua. La fiscalía y la querella consideran que el progenitor fue responsable de la decisión de Sathya de quitarse la vida y, por lo tanto, de su muerte.

«Ella venía cargando con esa mochilita sola desde muy chiquita. El día que lo contó fue como que le despertó todo y ahí cayó en una depresión de la que jamás la pude ayudar a salir», dijo en declaraciones radiales Nancy, su mamá.

«Fue un calvario porque ella cayó en depresión. Estuvo internada muchas veces y no hubo forma de poder sacarla adelante. La Justicia lo único que hizo es darle la espalda», y agregó: «ahora que la Justicia existe necesito que me baste a mi porque lamentablemente ella ya no está».

«A mi no me sirve de nada que le den cien años de cárcel porque Sathya ya no está y nadie me la va a devolver. Pero espero que no haya sido en vano esta espera, para que no pasen nunca más estas cosas«, cerró la madre.

Mirá también:

Categorias
FemicidioSociedad

NOTAS RELACIONADAS