Causa vialidad: militantes concentraron en la Casa de Cristina y Larreta mandó a reprimir

El pedido de Luciani para que Cristina Fernandez de Kirchner sea encarcelada durante 12 años, sigue generando temblores en el panorama político. De un lado y de otro cientos de militantes se expresan, mientras que algunos fueron reprimidos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El fiscal Luciani pidió para la ex presidenta, una condena de 12 años de cárcel y la inhabilitación para ejercer cargos públicos en el marco de la llamada “causa vialidad”. Este proceso judicial, mantiene en vilo a militantes y referentes de todos los arcos políticos por la trascendencia del juicio y lo que aquí se pone en juego: algunos expresan “justicia o corrupción” mientras otros gritan “todos con Cristina”.

El fin de semana estuvo teñido de manifestaciones en la casa donde vive la vice presidenta, donde se congregaron miles de militantes en una expresión de apoyo a su figura política, como una demostración de fuerza ante la oposición: estas demostraciones se vienen visibilizando desde las jerarquías más altas del kirchnerismo, desde donde el mismo presidente de la nación expresó su “solidaridad”.

Ante un número de personas que nadie podía calcular concentrado en las inmediaciones del barrio de Recoleta, la policía de la Ciudad de Buenos Aires -gobernada por Horacio Rodríguez Larreta- comenzó una brutal represión que fue denunciada por distintos medios y organizaciones, donde resultaron heridos adultos, jovenes, ancianos y periodistas que se encontraban trabajando en el lugar. Incluso, trascendió un video en el que se ve cómo la policía intenta golpear a Máximo Kirchner.

La represión comenzó pasadas las 18 de este sábado, luego de que cayeran las vallas que el Gobierno porteño dispuso en la esquina de la casa de la vicepresidenta para impedir que las personas pudieran acercarse para manifestarle su apoyo. La Policía embistió contra la multitud con camiones hidrantes y gas lacrimógeno.

En ese marco, el clima social y político parece encenderse a cada momento: cualquier novedad o trascendido sobre la causa puede generar una explosión militante que parece incalculable luego de lo sucedido el fin de semana. Incluso la misma Cristina Fernández se vió “obligada” a salir a hablar con los manifestantes a fin de calmar – o agitar- los ánimos de la concentración.

“Aunque viviera mil años, nunca me va a alcanzar para agradecerles el amor, la solidaridad, y el amor de todos ustedes. Créanme, que a esta altura de mi vida, no hay nada más importante que eso” declaró y pidió que “vayamos a descansar porque ha sido un largo día”.

La palabra de los referentes políticos

Ante semejante movilización y repercusión en todos los medios, ningún referente político quiso quedarse sin emitir opinión -a favor o en contra- comenzando por Horacio Rodriguez Larreta, quien fue el primer señalado por la represión.

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio expresó mediante un comunicado el “más profundo repudio a la violencia ejercida por manifestantes y funcionarios kirchneristas” y agregó que “el kirchnerismo necesita la violencia porque no puede aceptar el correcto funcionamiento de las instituciones republicanas”.

Por su parte, el ex presidente Mauricio Macri afirmó en Twitter que «la responsable de este desborde y alteración de la paz es CFK, que nuevamente atropella las instituciones, creyéndose por encima de la ley».

“El kirchnerismo ha tomado una decisión: poner el país al margen de la ley. La Vicepresidenta debe dejar de joder la vida de los argentinos, lo que tiene que hacer es defenderse en los Tribunales. Punto” agregó Mario Negri.

El presidente Alberto Fernández también brindó su posición a través de la red social, manifestando que “Es imperioso que cese el hostigamiento a la vicepresidenta @CFKArgentina y garantizar el derecho a la libre expresión y manifestación de los ciudadanos y ciudadanas”.

Mirá también

Arroyito: este lunes plantarán más de 200 árboles

Categorias
PolíticaSociedad

NOTAS RELACIONADAS