Córdoba: dictan perpetua para un femicida que asesinó a su pareja a golpes

Leandro Daniel Brizuela mató en 2018 a María Soledad Ríos en Villa Cornú. El tribunal le dio la pena máxima y ya suman 15 las perpetuas a femicidas este año

La Cámara Criminal y Correccional de 4° Nominación de la ciudad de Córdoba condenó a Leandro Daniel Brizuela a prisión perpetua por matar a su pareja Mariana Soledad Ríos.

ariana Soledad Ríos (38) alcanzó a llamar a la Policía aquel 25 de agosto de 2018 desde su casa de barrio Villa Cornú para denunciar que había sido golpeada por su esposo, Leandro Daniel Brizuela (hoy, 27 años). Fue trasladada al Hospital de Urgencias con un fuerte golpe en la cabeza y en otras partes del cuerpo. A los tres días, falleció.

Brizuela recibió ayer la pena máxima de prisión perpetua (35 años) acusado de homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género (femicidio).

De esta manera, la perpetua de Brizuela se convierte en la número 15 dictada durante 2019 en la provincia de Córdoba por femicidios.

Según el conteo que realiza La Voz esta cifra ya supera a la de 2018, año en el que hubo 10 perpetuas a femicidas y a 2017 en el que se registró la misma cantidad de condenas que en 2018.

El cuerpo de Mariana Soledad presentaba un fuerte golpe en la cabeza, otro en un ojo y tenía signos de un sacudón y perilaríngeas (supuesto ahorcamiento) que el acusado intentó justificar diciendo que fueron producto de la caída de la mujer en medio de una discusión entre ambos. Sin embargo, el argumento fue desmentido por las peritajes forenses.

El fiscal de Cámara, Raúl Gualda pidió la pena máxima y el jurado popular falló por mayoría (nueve votos a uno) junto al tribunal integrado por Enrique Berger (presidente), Luis Nassiz y María Antonia de la Rúa.

Violencia de género

El tribunal refirió que la agresión se desató en un contexto de “violencia de pareja y de género”. En el debate se constató que cuando Brizuela comenzó a vivir con Ríos fue alejándola del grupo de amigos de la mujer hasta aislarla y que incluso le impedía trabajar.

Asimismo, se comprobó que él le gritaba y recurría a la violencia física contra ella mediante empujones. De hecho, los golpes que determinaron la muerte de la mujer se produjeron luego de que ella le manifestó a Brizuela su intención de terminar con su relación y le pidió que se fuera de la casa.

El de Mariana fue el femicidio número 15 de 2018, año en el que se registraron un total de 21 crímenes por violencia de género.

Las últimas perpetuas

Los últimos condenados a perpetua por femicidio fueron Daniel Ludueña por el asesinato de Abril Sosa, la pequeña de 4 años que fue asesinada luego de ser violada; también Nahuel Rojas por asesinar a su novia embarazada, Tali Moyano en Cruz del Eje.

Miguel Ángel Steritemberger fue otro de los condenados a perpetua por matar a su amante, Silvina Merlo, en Capilla de los Remedios.

El Tribunal descartó las figuras de homicidio culposo y homicidio preterintencional que surgían de la declaración del imputado y, en su lugar, encuadró su conducta como homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género (femicidio), en concurso ideal.

La sentencia explica que la víctima recibió dos golpes: el primero, fue un golpe de puño en el ojo derecho, de una agresividad tal, que le provocó una fractura en esa región; y el segundo, afectó la parte posterior de la cabeza, producto de la caída, y también le provocó una fractura.

Tras analizar el contexto de la agresión, el Tribunal concluyó el que imputado sí pudo representarse la muerte de la mujer cuando le propinó el golpe en la cara. 

(Fuente: La Voz)

Si conocés a alguien o sos víctima de violencia de género, llamá al 144, una línea habilitada todos los días durante las 24 horas.

Mirá también:

Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS