Córdoba: otra brutal agresión a una joven tras una fiesta

Fue en una fiesta clandestina en barrio Bajo Pueyrredón en sábado por la noche. La víctima, de 19 años, recibió 15 puntos de sutura

Durante una fiesta clandestina en el barrio Pueyrredón de la capital provincial, Melisa González, de 19 años, se peleó con otras dos jóvenes que le cortaron la cara a botellazos y debió recibir 15 puntos. La fiesta se realizó en la esquina de Ciriaco Ortiz y Pasaje Garay el pasado sábado a la noche.

«Es la primera vez que me pasa. Siempre salgo a divertirme y nunca me había pasado de pelearme. Yo estaba peleando con Brenda, estaba en el piso y de la nada me agarraron de atrás pero no alcancé a ver. Me pegaron con una botella de vidrio cortada», aseguró la víctima de la golpiza a El Doce.

Por su parte, su mamá, en diálogo con Cadena 3, detalló lo sucedido: «Empezaron a empujarse y se fueron a las manos, se agarraron de los pelos y mi hija le hace un rasguño a la otra en la cara, pero la riña quedó allí».

«A los 40 minutos, mi hija quiere volverse para mi casa, se estaba volviendo y la chica sale y le dice »mira como me dejaste la cara» y se vuelven a agarrar», narró.

«Fue entonces que caen al piso y una de las chicas la sujeta del brazo, otra se le sube arriba y le hizo los cortes con el vidrio de una botella, que no sabemos si la tenía o se la pasaron», relató.

La madre aseguró que su hija «tuvo suerte» porque «por un centímetro no le clavó el vidrio en el ojo«. «Tiene cortes en la cara, en el cuello y el brazo muy profundos, recibió 15 puntos», indicó.

La joven, agregó que tres personas le salvaron la vida: «Dos amigos y otra chica lograron separarme. Si no fuera por ellos no estaría contando la historia porque me hubieran seguido pegando y yo ya no podía defenderme».

Por último Melisa cerró: «No me quiero ni mirar al espejo, es horrible. Tengo mucho miedo y no quiero salir más a ningún lado». 

Mirá también:

Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS