Cosmética natural: Una enfermedad arruinó su pelo y hoy crea su propio shampoo sólido

Frente a la cosmética convencional, decidió apostar por productos natruales y los fabrica a base de extractos de plantas, aceites vegetales y esencias

Graciela Reising tiene 55 años y vive en la ciudad de Carhué, al sur de la provincia de Buenos Aires. Desde hace ya varios años, le diagnosticaron la enfermedad de Cushing, un desequilibrio hormonal causado por la fabricación de corticoides por microadenoma de hipófisis.

Entre los síntomas, el diagnóstico médico y los medicamentos, su piel y su pelo comenzaron a estropearse y ningún producto de la cosmética convencional parecía arreglarlo. Es así como decidió averiguar y emprender sus estudios sobre cosmética natural, una alternativa que no sólo le produjo mejoras, sino que también es aliada del medioambiente.

En diálogo con Hablando Claro, Graciela cuenta: «Hace un año que vengo estudiando y fabricando mi propio shampoo sólido, jabón y bálsamos. Me cambió muchísitmo el pelo y la piel, ahora lo tengo sano y fuerte».

Primero empezó practicando para ella y su familia, pero luego decidió emprender y hoy vende sus productos de manera exitosa en toda la zona. La materia base de los shampoos, jabones o bálsamos, como arcilla, manteca y glicerina natural, la consigue en diferentes mercados mayoristas de la ciudad de La Plata o Buenos Aires y a ello, le agrega diferentes propiedades de plantas según el destino que le quiera dar.

«Me estudié todas las propiedades de las plantas, especias y aceites. Eso me permite a la base de los productos agregarle lavanda, coco, manzanilla, ortigas, romero, visco y hasta pétalos de rosas. Todo depende qué beneficio necesita cada persona», explica Graciela, que también crea pasta dental y desodorantes naturales también probados por ella y su familia.

Entusiasmada y con ganas de aprender más sobre esta actividad novedosa en el país, agrega: «Son todos naturales, no tienen ningún producto químico y eso lo notas en tu pelo. Una vez que te lavas y después usas un químico, te das cuenta enseguida cómo te cambia».

Pero los beneficios de la cosmética natural no sólo se adaptan a todo tipo de pieles y especialmente a las más sensibles; sino que además, no utiliza aditivos artificiales ni componentes derivados del petróleo, por lo que beneficia al medio ambiente y no produce residuos tóxicos.

En ese sentido, si nos preguntamos ¿Cuántos envases de shampoo utilizamos al año? Se calcula que cada minuto, un millón de botellas de plástico son vendidas alrededor del mundo, de las cuales el 93% terminará en el océano o en un basurero. De esta forma, dejar de usar empaques puede ser de mucha ayuda a nuestro medio ambiente.

En estos frascos desechables, por supuesto, entran las botellas de shampoo, por lo que el mayor beneficio que el shampoo sólido le proporciona al ambiente, es su presentación libre de envases y plásticos.

«Trato de no usar ningún envase plástico, los que uso son reutilizables, de vidrio», detalla, y agrega que lamentablemente «los únicos que no puedo conseguir en la Argentina, pero que en otros países hay, son los recipientes para los bálsamos».

Si bien aún faltan varias herramientas para exprimirla al máximo en nuestro país, definitivamente la cosmética natural aterrizó en el mercado ecológico y comenzó a meterse dentro de nuestras casas. Al día de hoy, son muchas personas las que utilizan este tipo de productos amigos del medioambiente, pero muchas otras todavía no los conocen.

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS