Crimen en Parque Patricios: confesó el prefecto

Quedó detenido y fue separado de la Fuerza

Uno de los ocho prefectos detenidos por el crimen de Cristopher Rego el pasado domingo a la madrugada, declaró ante la jueza Yamile Bernan y confesó haber sido el autor de los dos disparos contra la camioneta de Rego. Una de las balas dio en el omóplato del joven, lo que le causó la muerte. Los disparos habrían sido propinados luego de que Rego no se detuviera antes un control, según declaraciones de los ex miembros de la Fuerza.

El ex oficial Pablo Benítez reconoció su culpabilidad tras tener conocimiento de los videos que captaron a los prefectos acercarse a la camioneta de la víctima y recoger las vainas, tras lo cual se dieron a la fuga. Benítez quedó imputado por «homicidio agravado por su condición de miembro de una fuerza de seguridad»; los demás agentes fueron acusados de encubrimiento. Aún no se individualizaron las responsabilidades, aunque todos los que estuvieron de turno quedaron detenidos en el momento en que se toma conocimiento de los videos.

La familia de Rego relató que esa madrugada el joven conducía una Peugeot Partner que había adquirido hacía poco y que aún no tenía los papeles, motivo por el que suponen que no quiso detenerse. El padre declaró: «Esto es un caso de gatillo fácil».
Los ocho prefectos fueron exonerados de la Fuerza y quedaron detenidos. Habrían sido tres los que participaron del hecho.
Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS