Detrás del asesinato en el after, investigan un robo millonario

Luego de la detención e imputación del principal sospechoso por el crimen, la fiscalía investiga un robo millonario en el interior provincial
Foto: gentileza El Doce

La investigación por el asesinato a balazos que se produjo a la salida de un after durante la semana pasada en la ciudad de Córdoba, en el que falleció un joven de 19 años, comienza a revelar otros delitos. Según fuentes judiciales y policiales, el detenido en los últimos días fue partícipe un robo millonario ocurrido en el interior de la provincia.

El lunes último, mientras los investigadores allanaban el círculo familiar del supuesto asesino, este se presentó en Tribunales 2 junto a su abogado defensor y quedó detenido. El fiscal lo imputó por el presunto delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Sin embargo no terminó todo allí, es que investigadores que siguen de cerca la causa que lidera el fiscal Marcelo Fenoll, revelaron a La Voz que detrás de la detención del principal sospechoso por el crimen, se esconde una historia mayor.

Lo que se sabe hasta ahora es que aquel lunes 26 de agosto por la noche, en el boliche La Morocha, ubicado en el Ex Mercado del Abasto, coincidieron Nahuel Pardo (19) y Pedro Manuel Herrera (21). Cada uno había salido con sus amigos pero, lo sorprendente de Herrera es que su hermano «el Chancho» había caído preso días atrás, acusado de un robo calificado.

Tras su detención como sospechoso por la muerte de Nahuel Pardo, Pedro Manuel Herrera se encontró con su hermano, con quien formaría parte de una banda que hace menos de un mes habría cometido un millonario robo en una zona rural del sudeste provincial. Así lo confirmó a los investigadores alguien que supo formar parte de su círculo íntimo.

Además, el testigo comentó que en aquel robo se habrían llevado unos 20 millones de pesos. Inmediatamente, los investigadores han iniciado el repaso de diferentes denuncias penales, pero aún no encuentran rastros en los tiempos recientes de un caso así.

Sin embargo, no lo descartan ya que hay varios indicios que hacen sospechar que los Herrera tenían bastante dinero: compraron en las últimas semanas dos vehículos y un carro de choripán, entre otros elementos. Un informante policial expresó a La Voz: «Sabemos que tenían mucho dinero y lo estaban gastando rápido. Y, en medio de eso, hacía varias noches que no dejaban de salir de joda».

Mirá también:

Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS