Doble femicidio y suicidio en Almafuerte: «me mandé una cagada»

Un caso que ocurrió durante el sábado último continúa conmocionando a la provincia de Córdoba. El femicida se suicidó tras acuchillar a su ex esposa y ex suegra.

Almafuerte continúa conmocionada con un drama fatal vivido en la tarde del sábado. En el marco de Semana Santa, Germán Presbisterio asesinó de varias cuchilladas a su ex pareja, Verónica Rearte (34) y a su ex suegra Cristina Reynoso (54). Luego, estrelló su camioneta contra una columna de cemento en la ruta nacional 36, perdiendo la vida.

El femicida no parece haber tenido antecedentes violentos contra Verónica.
No existe ninguna denuncia por violencia familiar, se habían separado apenas 10 días atrás y era la madre de su hijo de 16 años.

El protagonista del dramático desenlace era albañil y estaba trabajando en Jovita, a unos 300 kilómetros al sur de la localidad de Almafuerte. En el marco de Semana Santa, el sábado por la mañana retornó a la localidad para ver a su hijo, a quien minutos antes de asesinar a su madre y su abuela, llevó a jugar un partido de fútbol.

«Había venido a Almafuerte para pasar las Pascuas», relataron a La Voz del Interior familiares de los involucrados.

Sin embargo, tras dejar a su hijo, retornó a la casa de su ex mujer ubicada en la calle Constitución, del barrio Sol de Mayo. Allí es cuando tomó un cuchillo y dio varias puñaladas a Verónica y a su madre Cristina.

Una fuente judicial declaró a La Voz del Interior: «No se sabe cuántas lesiones recibió cada cuerpo, eso se sabrá con el resultado de la autopsia, pero se evidencia que hay varios impactos en cada una de las mujeres y un escenario propio de un ataque con arma blanca». Además, relataron que el domicilio quedó totalmente ensangrentado tras el asesinato.

Mientras los cuerpos de las mujeres se desangraban en el piso de su domicilio, Presbisterio se subió a su camioneta Chevrolet y se dirigió hacia la Ruta Nacional N°36.

En ese trayecto, envió un mensaje de Whatsapp a su hermano Diego que decía: «Me mandé una cagada», y le pidió que fuera a buscar a su hijo al partido de fútbol en el que lo había dejado.

En el puente que une la autovía con el ingreso al pueblo Elena, al sur de Almafuerte, el femicida chocó intencionalmente contra una columna de cemento. Perdió la vida en el acto.

La causa está a cargo del fiscal de Segundo Turno de Río Tercero, Alejandro Carballo, y los primeros testimonios brindados darían cuenta de que hubo un detonante que desencadenó una discusión. Sin embargo, muerto el homicida se extingue con él la acción penal.

Por su parte, el adolescente de 16 años, hijo de la pareja fallecida, quedó a cargo de sus familiares, quienes sorprendidos declaraban considerar al femicida como «una persona normal».

Notas relacionadas:

Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS