Dolorosa despedida a Lourdes, otra policía asesinada, y los culpables detenidos

"Adiós mi amor", fueron las palabras del esposo de Lourdes en el Cementerio de Berazategui

Los restos de Lourdes Espíndola (25), baleada el pasado sábado durante un intento de asalto, fueron despedidos por familiares, amigos, y miembros de la Fuerza Policial. Tras diagnosticarle muerte cerebral irreversible, sus familiares decidieron donar sus órganos.

Lourdes Espíndola recibió un disparo en el cuello cuando un delincuente intentó robarle su arma reglamentaria, mientras esperaba el colectivo para regresar a su casa luego de un Servicio Adicional. Alcanzó a enviar un audio a su esposo, en el que se oye: «me tiraron un tiro, me muero». La pareja tiene un hijo de seis años.

La joven fue ascendida post mortem al grado de Subteniente. El marido expresó a los medios que le gustaría que el delincuente se arrepienta, que le explique por qué hizo eso. A la vez dijo que en las calles matan policías como perros.

Por la causa ya hay una persona detenida. Se trata de Jorge Pablo Di Blassi, de 37 años, que fue detenido en Ituzaingó luego de investigaciones con testigos y cámaras de seguridad. El hombre se habría declarado culpable.

Horas antes del ataque a Lourdes, el sábado a la madrugada, también mataron a una mujer policía. Se trata de Tamara Ramírez (26), quién intentó proteger a su padre Serafín Ramírez, Teniente Primero de la Policía Bonaerense, de un ataque por parte de un delincuente que entró a robar en su domicilio de Glew, partido de Almirante Brown, provincia de Buenos aires.

El detenido por este crimen, Luca Martín Alaimo (18) era intensamente buscado desde el lunes 23 de julio, tras robar y violar a una mujer de 75 años en Dock Sud, Avellaneda, a unas pocas cuadras de su propio domicilio.

 

 

 

 

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS