El comisario baleado en Santa Fe no fue víctima de un ataque mafioso

Luego de la investigación, se confirmó que las balas provinieron desde el mismo vehículo en el que viajaba

El jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal (PFA), Mariano Valdés, fue pasado a disponibilidad, según confirmó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien lo acusó de «mentiroso» luego de que la pericia balística contradijera su versión sobre el supuesto ataque ocurrido el pasado 9 de septiembre.

Las pesquisas se orientan hacia una posible relación extramatrimonial entre el jefe policial y la suboficial Rosana González (27), que estaba con él en el Ford Focus cuando fue baleado. El comisario Valdés (51) declaró tres veces desde que resultó herido el lunes 9 de septiembre en la autopista Rosario-Buenos Aires cuando se desplazaba junto a la suboficial, que resultó ilesa, y ratificó su hipótesis de que fue víctima de un aparente «robo al voleo».

El análisis de la herida de bala en la ingle que sufrió Valdés reveló que fue un disparo a una corta distancia, no mayor a 30 centímetros, y que se produjo dentro del auto. El jefe policial aseguró que fue atacado cuando había parado a vaciar el mate en la banquina. Los restos de la yerba no fueron hallados en el lugar.

Por su parte, el jefe de la Policia Federal, Nestor Roncaglia, señaló que: «Yo doy explicaciones y a la basura no la tapo. Hechos como éste te desmoralizan un poco, estamos expuestos». Los indicios recabados por la fiscalía echarían por tierra la versión del «ataque mafioso» que esgrimieron tanto Valdés como la ministra Bullrich.

Fuente: Crónica

Mirá más:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS