El desesperado pedido de una cordobesa con fibrosis quística a su obra social

Tiene 22 años y publicó un video en el que afirma que su cuerpo ya no puede esperar los plazos de la burocracia. Pide que la escuchen y que Apross cubra su tratamiento

Sabrina Monteverde es una cordobesa de 22 años que desde que nació lucha contra la fibrosis quística, una enfermedad crónica y hereditaria que afecta la capacidad pulmonar de quienes la poseen y ocasiona serios problemas digestivos e infecciones que pueden ser mortales.

Pero la joven luchadora no sólo se enfrenta a la enfermedad, sino también a su obra social, Apross, con quien inició un amparo para poder conseguir el fármaco Trikafta, que recién a fines del 2019 se puso a la venta en Estados Unidos y aún no se consigue en Argentina.

En la noche del miércoles subió un video a su Instagram que en apenas algunas horas sumó cientos de miles de reproducciones. Es que, con fiebre y lágrimas en los ojos, la joven afirma desesperada que ya está luchando contra el tiempo.

Ver esta publicación en Instagram

Hola buenas noches, me llamo Sabrina Monteverde, tengo 22 años, soy de Córdoba Argentina y tengo FIBROSIS QUÍSTICA, enfermedad genética y hereditaria que al día no tiene cura, pero si existe un fármaco que frena el deterioro llamado "Trikafta", en medio de un proceso judicial recurro a su ayuda para que APROSS de respuestas sobre la cobertura de la medicación o que la justicia avance con el juicio para poder tener una mejor calidad de vida. ES MI DERECHO y voy a pelear por él. Necesito de su ayuda para que mí voz se escuche, necesito de su ayuda porque estoy cansada ya, el cuerpo no entiende de tiempos ni legalidades. Les pido colaboración y que compartan!!!!! Quiero vivir y una mejor calidad de vida @eldocetv @lavozcomar @telefecordoba @aprosscba

Una publicación compartida de Sabri Monteverde (@sabrimonteverde) el

“Acá estoy, peleando por mi vida. Esto es lo único que puede frenar el deterioro de mi cuerpo”, comenta la joven sin poder contener el llanto durante la grabación debido al sufrimiento y el dolor que provoca su condición.

En su declaración, manifiesta: «Imagínense tener que estar todo el día trabajando por todos tus órganos para mantenerlos lo más sanos posibles, y más allá de hacer el esfuerzo y de que no puedas detener el deterioro, en estos 22 años lo he hecho sin chistar».

Y le hace un pedido a la población: «La verdad, estoy cansada, estoy cansada de pelear y que no se me escuche. Necesito que la Justicia y ustedes me escuchen y me ayuden». Es que, según el abogado Carlos Nayi, que la representa «Apross se niega a darle cobertura».

«Estoy muy desesperanzada, porque es como saber que hay algo que de verdad podría mejorar tu vida, y no lo podés tener. Imagínense todo lo que causa en mí», se lamenta la joven.

Por su parte, el magistrado Carlos Nayi expresó a Mitre Córdoba: «Apross se niega a darle cobertura y es una garantía constitucional». Además, confirmó que se presentó un amparo ante la Justicia.

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS