Estremecedor relato de la esposa del turista asesinado en Brasil

La familia del turista oriundo de Obispo Trejo, aún conmocionada y desde Brasil, relató en los medios cómo habían sucedido los hechos. Además, pidieron colaboración para solventar el traslado del cuerpo a Córdoba capital.

Salvador de Bahía se convirtió en un trágico escenario, luego de que dos delincuentes atacaran fatalmente a Daniel Barizone, el hombre de 65 años oriundo de Obispo Trejo. El mismo, se encontraba vacacionando en las playas de Brasil con su hija Daniela y su esposa Emilia.

La familia decidió ir a pasar la tarde del martes último al faro de la ciudad de Itapúa y quedarse hasta el atardecer. Sin embargo, dos puñaladas en la zona de las costillas en un intento de robo, le quitó la vida a Daniel Barizone en medio de la playa.

En diálogo con medios provinciales como El Doce y nacionales como TN, Emilia, emocionada, intentó relatar lo sucedido aquel martes en el país vecino. Explicó, desde un primer momento, que salieron a las cinco de la tarde y fueron ligero porque «sabíamos que el faro es inseguro, pero nunca pensamos tanto, es un lugar un poco solitario, pero había algunas personas».

«Estuvimos unos diez minutos, mi hija sacó unas fotos y mi marido dice ‘vamos porque se está poniendo oscuro’. Acá anochece a las 18:30», explicó Emilia, quien luego de escuchar eso lo perdió de vista: «en ese momento mi marido grita ‘socorro, auxilio’ y cuando me doy vuelta veo que salen corriendo dos negros mulatos»

A Emilia en ese momento también intentaron robarle su riñonera donde llevaban los celulares en forma de precaución: «me tiró la remera, me la rompió y mi marido vino». Además, confiesa que su hija Daniela vio cuando le «clavaron la faca».

Según explica la niña, eran dos hombres que se encontraban sentados en las piedras, se acercaron y de lejos observó cómo apuñalaron a su padre. Solo segundos después de que los malvivientes huyeran, Daniel comenzó a decirle a Emilia «me muero, me muero».

Dos hombres ayudaron a la mujer y la hija de Barizone ya que se demoró varios minutos la asistencia médica, Emilia relató: «pedí por favor que llamen a una ambulancia o a un médico, no sabía cómo hacer para que me entendieran».

«Cuando la Policía llegó querían saber qué ocurrió y mi marido estaba tirado en el suelo. Pasaron muchos minutos hasta que llegaron los médicos. Se demoraron y vino un equipo muy rudimentario. Después me di cuenta de que no había nada que hacer», se lamentó, conmocionada, Emilia.

La investigación quedó en manos de la Comisaría de Protección al Turista, mientras se realiza la búsqueda de los dos malvivientes que asesinaron a Daniel por dos celulares y 200 reales.

Emilia y Daniela, reciben contención del Consulado Argentino, pero explican: «necesitamos 4 mil dólares para poder trasladarlo. No tenemos ese dinero». En ese sentido, solicitan ayuda para poder solventar los costos del traslado del cuerpo hacia la capital cordobesa donde viven actualmente.

Más Información:

Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS