Etiquetado frontal de alimentos: en qué consiste el proyecto que se trata en Diputados

La ley busca advertir sobre el contenido nutricional de los alimentos ultraprocesados. En la ciudad de Córdoba, se prohibió este año la exhibición de este tipo de productos en supermercados y farmacias

La Cámara de Diputados debate este martes en un plenario de comisiones un dictamen sobre el proyecto de etiquetado de alimentos, que fija pautas para una alimentación saludable y establece la colocación de una serie de sellos frontales en los envases de alimentos con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.

La iniciativa aprobada el pasado 29 de octubre por el Senado propone la incorporación en el frente de los productos ultraprocesados de una etiqueta con forma de octógono negro y letras blancas que advierta sobre el exceso de estos nutrientes críticos.

El proyecto busca garantizar el derecho a la salud y a una alimentación adecuada a través de la promoción de una alimentación saludable, brindando información nutricional simple y comprensible de los alimentos envasados y bebidas analcohólicas.

También, en el caso de los productos con edulcorantes, debe contener una leyenda precautoria, inmediatamente por debajo de los sellos de advertencia: «Contiene edulcorantes, No recomendable en niños/as».

Los valores máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio establecidos deben cumplir con los límites del Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud.Además, se exceptúa de la colocación de sello en la cara principal al azúcar común, sal de mesa, aceites vegetales y frutos secos.

Asimismo, se obliga a las empresas a declarar el contenido cuantitativo de azúcares, entendiéndose como hidratos de carbono simples (disacáridos y monosacáridos), en el rotulado nutricional de los alimentos envasados para consumo humano.

Entre otros aspectos, el proyecto prohíbe que los alimentos y las bebidas analcohólicas que contengan algún sello de advertencia, incorporen información nutricional complementaria; logos o frases con el aval de sociedades científicas o asociaciones civiles; y personajes infantiles, animaciones, celebridades, deportistas, entre otros.

Debate en Diputados

La sanción de esta iniciativa es clave para combatir la obesidad, que en la Argentina afecta a cuatro de cada 10 menores y en especial a adolescentes, y 7 de cada 10 adultos. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud en la Argentina, los 3 factores de riesgo más asociados a la mortalidad son la hipertensión, la hiperglucemia en ayunas elevada y la obesidad, que provocan unas 140 mil muertes al año.

A fines de junio se realizó una campaña en redes sociales bajo la consigna «Que no te tapen los ojos», que con el hashtag #EtiquetadoClaroYa fue lanzada para exigir a los diputados la aprobación del proyecto de ley de etiquetado frontal.

La campaña es impulsada por el capítulo argentino de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC Argentina), la Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran), Consumidores Argentinos, la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps) y la Sociedad Argentina de Nutrición y Alimentos Reales (Sanar).

«No es que la ley vaya a solucionar todos los problemas relacionados con la alimentación, pero es una herramienta muy importante porque el consumo de la mayoría de estos productos ultraprocesados está relacionado con la malnutrición afecta sobre todo a los sectores más vulnerables», dijo la diputada Florencia Lampreabe del Frente de Todos.

Desde Juntos por el Cambio, la radical Brenda Austin dijo a Télam que «la Ley de etiquetado es una vieja deuda de la Argentina con el derecho de los consumidores a la información y al acceso a la salud. Saber qué comemos nunca puede ser una mala noticia«.

La iniciativa fue criticada desde sectores empresariales vinculados a la producción de alimentos y en ese sentido una de las cámaras más influyentes, la Copal, pidió hace unos días incluir cambios en el proyecto.

«El impacto que tienen en la salud de las personas el consumo en exceso de nutrientes críticos, como el azúcar, el sodio o las grasas, impacta en su calidad de vida y es la causa de cientos de enfermedades no transmisibles. Por esto esta ley es una herramienta esencial para construir hábitos de vida más saludable«, agregó.

Seguí leyendo:

Córdoba aprueba la quita de alimentos azucarados en líneas de cajas

Córdoba: proponen bajar la edad jubilatoria de docentes y personal de salud

El consumo de tabaco le cuesta al sistema de salud más de $196 millones por año

Categorias
BienestarEconómicasSaludSociedad

NOTAS RELACIONADAS