Etiquetado Frontal: El martes se vota el proyecto de Ley en Diputados

En sesión especial, se tratará el proyecto que busca advertir sobre el contenido nutricional de los alimentos ultraprocesados. Se estima una amplia mayoría a favor

La presión de organizaciones sociales y la urgencia de los tiempos parlamentarios tuvo su efecto: el próximo martes se tratará en la Cámara de Diputados la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos, que se encamina a la sanción por amplia mayoría, a pesar del rechazo focalizado en provincias del Norte y en el bloque PRO. Este proyecto fija pautas para una alimentación saludable y establece la colocación de una serie de sellos frontales en los envases de alimentos con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.

La iniciativa aprobada el pasado 29 de octubre por el Senado propone la incorporación en el frente de los productos ultraprocesados de una etiqueta con forma de octógono negro y letras blancas que advierta sobre el exceso de estos nutrientes críticos.

El proyecto busca garantizar el derecho a la salud y a una alimentación adecuada a través de la promoción de una alimentación saludable, brindando información nutricional simple y comprensible de los alimentos envasados y bebidas analcohólicas.

También, en el caso de los productos con edulcorantes, debe contener una leyenda precautoria, inmediatamente por debajo de los sellos de advertencia: «Contiene edulcorantes, No recomendable en niños/as».

Los valores máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio establecidos deben cumplir con los límites del Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud.Además, se exceptúa de la colocación de sello en la cara principal al azúcar común, sal de mesa, aceites vegetales y frutos secos.

Asimismo, se obliga a las empresas a declarar el contenido cuantitativo de azúcares, entendiéndose como hidratos de carbono simples (disacáridos y monosacáridos), en el rotulado nutricional de los alimentos envasados para consumo humano.

Entre otros aspectos, el proyecto prohíbe que los alimentos y las bebidas analcohólicas que contengan algún sello de advertencia, incorporen información nutricional complementaria; logos o frases con el aval de sociedades científicas o asociaciones civiles; y personajes infantiles, animaciones, celebridades, deportistas, entre otros.

Se estima una amplia mayoría a favor

El reclamo por la ley que implementa los octógonos negros en los envases de productos con exceso de azúcares, grasas y sodio se profundizó en los últimos días, ya que a fin de año cae el dictamen debatido en numerosas audiencias públicas en Diputados, tras la media sanción lograda en el Senado hace un año.

Según informó La Voz, en los cálculos del oficialismo hay, de mínima, unos 133 votos garantizados a favor, a los que se podrían sumar varios más. Son votos del grueso del Frente de Todos, la UCR y la Coalición Cívica. Con ese número sería suficiente para sancionar la ley.

La resistencia más fuerte baja desde el PRO, que se dividió en dos dictámenes: uno de Carmen Polledo que propone utilizar el modelo “semáforo” en lugar de los octógonos negros; y otro de Alejandro García y Soher El Sukaria, que directamente propusieron el rechazo. En el bloque de Cristian Ritondo prima la postura de que la ley perjudicará a empresas alimenticias, sobre todo a pymes.

Otro diputado que firmó un dictamen alternativo fue el tucumano Pablo Yedlin, presidente de la Comisión de Salud y hombre del jefe de Gabinete, Juan Manzur. El ahora candidato a senador del Frente de Todos atravesó el debate desde una posición incómoda y el martes podría abstenerse. Son varios los diputados de Tucumán y Jujuy que no acuerdan con el proyecto, sin distinción política.

En los bloques de la oposición “moderada” habrá un amplio apoyo, aunque algunos propondrán modificaciones. Antes de incorporarse al oficialismo, el médico Eduardo “Bali” Bucca firmó el dictamen mayoritario con disidencias, y lo mismo hizo Córdoba Federal.

Carlos Gutiérrez, jefe del bloque schiarettista, informó a este medio que votarán a favor de algunos artículos y rechazarán otros. Pero solo darán quórum si previamente hay una convocatoria a Labor Parlamentaria donde se acuerden los términos de la sesión. “Los temas que no están consensuados transforman al Congreso en una tribuna electoralista. Si no hay consenso, no vamos a participar”, amenazó.

EL PROYECTO DE ETIQUETADO

Seguí leyendo:

Etiquetado frontal de alimentos: en qué consiste el proyecto que se trata en Diputados

Córdoba aprueba la quita de alimentos azucarados en líneas de cajas

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS