Fue dada de alta la niña baleada por su padre

Aparentemente fue un accidente, y el padre ya está en libertad

Durante un episodio que en principio resultó «dudoso», una niña recibió una bala por parte de su padre, en la zona intercostal izquierda, y fue internada y asistida en el Sanatorio Allende de Nueva Córdoba. Su padre, el suboficial Juan Pablo Miranda, de la Fuerza Aérea, había sido detenido.

La niña recibió el alta médica durante la noche del miércoles 4 de julio, luego de que se constatara que el proyectil se alojó en un músculo y no había lesionado partes nobles. El director del centro médico dio a conocer que la niña nunca perdió el conocimiento y siempre estuvo en estado de lucidez.

Según el relato del propio Miranda, encontró el arma en la calle al llegar a su vivienda, y ésta se disparó accidentalmente al momento en que él levantaba en brazos a su hija, que salía a recibirlo. Sucedió en barrio San Salvador, en la calle Bambillas al 1200. El arma se identificó como de calibre 32.

La investigación de la causa está a cargo del fiscal Rubén Caro, y a pesar de haber recuperado la libertad, el padre de la menor quedó imputado por el presunto delito de «lesiones leves» y «tenencia ilegal de arma de fuego».

 

  • Alta médica a la niña accidentalmente baleada por su padre
  • El suboficial Pablo Miranda, imputado por presunto delito
  • Barrio San Salvador, Córdoba Capital
Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS