Gran gesto: un local cordobés le regaló un celular a Gino

Además, el comercio de telefonía ofrece recompensa a quien le devuelva el celular al niño de 10 años.

El caso del pequeño Gino López generó conmoción durante los últimos días a nivel nacional. La intensa búsqueda de su teléfono celular que perdió en un remis de la ciudad de Córdoba va más allá de su interés material, sino que en su carrete habían fotos y videos de su madre fallecida.

Gino nació en el 2009 y vivió situaciones muy duras: su padre lo abandonó al nacer y su madre murió de leucemia cuando el era apenas un bebé de seis meses. Hoy vive con sus abuelos maternos, a quien los considera como padres.

Mediante un video que se viralizó rápidamente con el correr de los días por las redes sociales, el joven contó lo que le había sucedido y ofreció todos sus ahorros para lograr encontrar su teléfono. Sobre los videos de su madre, expresó con una inmensa tristeza: «Cuando la extraño veo sus videos y escucho su voz».

La historia del pequeño conmovió no sólo a los cordobeses, sino también a toda la Argentina. Fue así, que cuando un local de telefonía celular ubicado en el barrio Centro de la capital cordobesa se alertó de lo sucedido, decidió regalarle un celular con dos imágenes de su madre que aportó su tía.

Julio, el gerente del local, contó a Cadena 3: «En GEO Comunicaciones nos sentimos muy movilizados por esta situación». Además, agregó que «enterarnos que por la noche le rezaba viendo la carita de ella fue muy conmovedor».

Por eso, decidieron colaborar: «El granito de arena que queremos aportar es darle un nuevo equipo, un Samsung J8, y hemos gestionado con la tía de Gino que nos pase toda la información para que él se vaya con el celular con las fotos de su mamá».

El jueves por la tarde, el niño retiró el nuevo teléfono celular y agradeció el gesto del comerciante, que también le obsequió una camiseta de la selección argentina de fútbol y lentes de alta definición.

El medio Cadena 3 registró el momento en el que el niño se emociona y dice: «la verdad es que me siento muy bien, estoy muy contento, estoy acá con mi mama abuela que me acompaña en todo esto».

Sin embargo, el niño aseguró que continúa esperando encontrar su teléfono antiguo, donde continúan habiendo fotos que necesita recuperar: «Quiero que vuelva, no me importa el celular sino el contenido».

En ese sentido, el comerciante no dudó en ofrecer una recompensa «sin compromiso y con absoluta discreción» a quien se acerque a devolver el teléfono celular. Se trataría de un equipo de «doble gama que el de Gino».