Hinchas la quemaron con agua hirviendo durante su arbitraje

Se encuentra bien, aunque toda su espalda quedó ampollada como consecuencia de la agresión

Un terrible momento vivió la árbitra Rosana Paz, mientras llevaba adelante su función en un partido que disputaban los equipos Marquesado y San Martín, en la ciudad de San Juan.

La mujer de 46 años relató que sintió cómo caía el agua caliente por su espalda. Se encuentra bien, aunque toda su espalda quedó ampollada como consecuencia de la agresión.

El episodio ocurrió el fin de semana pasado en la primera fecha del fútbol local de Primera División, mientras la mujer se encontraba a un costado de la cancha.

Mientras, se aguarda a que la Liga Sanjuanina de Fútbol se exprese sobre el tema y decida si va a imponer algún tipo de sanción.

Rosana es una de las pocas mujeres que trabaja como árbitro en las canchas de fútbol de la provincia y durante la semana se desempeña como secretaria administrativa.

“Recibís muchos insultos, agresiones machistas, otros te invitan a salir, te dicen piropos groseros, de todo. Es más, a mis dos hijos no les gusta mucho ir a verme porque cuando empiezan a insultarme se molestan, pero a mí me apasiona entrar a la cancha y desempeñar la tarea para la que me he capacitado durante tanto tiempo», contó
a Diario de Cuyo.

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS